Martes, 20.02.2018 - 18:07 h
Clásicos

Ford Thunderbird, el primer coche de lujo

El inventor del automóvil, ha dado algunos modelos irrepetibles para la historia del vehículo a motor.

Coche

Pájaro de trueno es la traducción literal de uno de los coches clásicos más admirados de toda la historia de la automoción. Ford, el inventor del automóvil, ha dado algunos modelos irrepetibles para la historia del vehículo a motor y para todos los amantes de los coches clásicos. Aunque originalmente fue concebido como un vehículo de hechuras deportivas, un biplaza descapotable, realmente nunca fue comercializado como tal.

De hecho, con la aparición del Thunderbird, se inventaba un nuevo segmento de ventas, el del coche de lujo personal. Cuando en 1954 entra en la cadena de producción, montaba diferentes acabados en el techo: Uno extraíble de fibra de vidrio, y una versión con techo descapotable, convertible. Un modelo tan deportivo y calificado como de lujo, no podía montar cualquier motor. Así, Ford decidió dotar a su nuevo modelo Thunderbird de un potente motor en V8 Mercury de 4,8 y 198 CV para su versión automática.

Ante la demanda del público que reclamaba un vehículo de mayor tamaño, que incluyera un asiento trasero, Ford decidió dejar de fabricar los Litle Bird, para comenzar a producir el Square Bird, un automóvil de cuatro pasajeros que presentaron en sociedad en 1958, en la fiesta de Año Nuevo celebrada en el exclusivo Thunderbird Golf Club de Palm Springs, California.

A pesar de incorporar una nueva fila de asientos traseros, en este nuevo modelo se mantuvieron solo dos puertas para los cuatro pasajeros así como la capota convertible automática que se ocultaba en el maletero. Además, se logró que los asientos delanteros se doblasen completamente para permitir un mejor acceso al interior. Como elemento estilista, se cambió el fondo del panel de instrumentos pasando del tradicional color blanco original al negro, más elegante.

Comentarios