Lunes, 18.12.2017 - 03:33 h
Publicidad, postales y una 'app'

Madrid declara la guerra a Uber y Cabify con una campaña de 265.000 euros al taxi

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha tanto una campaña publicitaria como una aplicación móvil para promover el uso del taxi frente a las VTC.

El sector del taxi pide que se sombreen o cierren páginas web como Uber Pop
El sector del taxi pide que se sombreen o cierren páginas web como Uber Pop

El Ayuntamiento de Madrid ha tomado partido en la ‘guerra’ de los taxistas contra Uber y Cabify. Después de la huelga del gremio del taxi del pasado 29 de noviembre, el consistorio ha puesto en marcha una campaña publicitaria a favor de los primeros con un presupuesto de 264.835 euros.

Desde el Ayuntamiento de la capital desconocen si antes han realizado una campaña a favor del taxi tan agresiva económicamente, aunque reconocen que "al menos en los últimos años no se han hecho campañas sobre el taxi" en el consistorio.  La campaña ‘Madrid en taxi’ detalla que su servicio "es sostenible, accesible e inmediato y, sobre todo, más de casa. Como siempre, taxi en Madrid”. 

Esta campaña está presente desde el lunes en radio, prensa e internet, en carteles en el aeropuerto, estaciones de trenes y autobuses e intercambiadores. “Los taxis son más de Madrid, son más de siempre, están más contigo”, añade.

Además de esto, el Ayuntamiento estrenó hace unas semanas una aplicación móvil para promover el uso del taxi frente a las VTC. En la misma se puede encontrar información sobre las tarifas, las posibles rutas para cada recorrido o una ventana de sugerencias y reclamaciones. La campaña no se queda ahí y ha puesto a disposición de taxistas y usuarios centenares de postales con estos tres modelos diferentes.

Fotografía de postales del taxi
Postales del taxi del Ayuntamiento de Madrid / Madrid


Eduardo Martín, presidente de la patronal de las VTC (Unauto), ha asegurado que se trata de "una cifra desproporcionada para un sector que no es un servicio público, sino un servicio al público de gestión privada. Me parece una broma que el Ayuntamiento se gaste el dinero de los ciudadanos en esto".

Martín es partidario de "dar las subvenciones a los coches o a vehículos adaptados, pero no para crear una aplicación. En el sector de las VTC nos la pagamos nosotros". Además, lamenta que "el Ayuntamiento nunca se haya reunido con nosotros durante todo este año" y señala que "ninguna de las iniciativas del taxi haya ido a mejorar su servicio, sino a empeorar el normal desarrollo de la actividad de las VTC, que están creando empleo".

Uber despide a 20 empleados y directivos en Estados Unidos por acoso sexual
Aplicación móvil de Uber / Uber


Proposición para limitar las VTC

Hay que recordar que el mismo día de la huelga de taxis, el Ayuntamiento ya se posicionó y aprobó por unanimidad una proposición para que los conductores de Uber, Cabify y el resto de VTC necesiten una segunda licencia concedida por la Comunidad para prestar servicio de "transporte urbano".

Eduardo Martín no entiende "que pidan la segunda autorización"  y recuerda que "la competencia de las VTC no la tienen los ayuntamientos sino las Comunidades Autónomas, que es el territorio por donde discurren las VTC".

Esta proposición planteada por el socialista Chema Dávila, insta a la Comunidad de Madrid a modificar su Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos. Pero la Ley ROOT no establece que la proporción deba ser 1 VTc por cada 30 taxis, sino que cuando sea superior, no puedan concederse más.

A pesar de ello, no pueden retirarse licencias concedidas entre 2009 y 2015, cuando José Luis Rodríguez Zapatero liberó el sector (ley Ombibus) y hasta que Mariano Rajoy volvió a reformar el reglamento. Por ello, el Tribunal Supremo concedió hace unos días de 80 licencias de VTC que habían sido denegadas en 2014 por la Comunidad de Madrid. Y aún están a las espera de otras 6.300 más aproximadamente.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios