Martes, 23.01.2018 - 13:04 h
Servicios de movilidad

Mercedes quiere que todos usemos sus coches incluso quien no pueda pagarlos

El consorcio alemán Daimler ya tenía presencia en los sectores del taxi, el coche compartido y la conducción autónoma. Ahora abre la vía del chófer.

Daimler espera una mejora del beneficio operativo en 2017 tras repartir el mayor dividendo del Dax 30
Mercedes quiere que todos usemos sus coches... sea como sea.

“Decir qué va a pasar en la movilidad a medio plazo es imposible. Ni los directivos de las grandes marcas lo saben. Hablan de ello, pero no tienen datos”, aseguró el presidente de Faconauto durante un encuentro con los medios de comunicación. Porque la industria del automóvil se encuentra en plena diversificación y unas marcas, más que otras, están ampliando sus miras para no quedarse atrás en la carrera hacia el futuro. 

Es el caso de Daimler Mercedes, que está ampliando su modelo de negocio para no ser “un fabricante puro” y convertirse en “una empresa de servicios integrales de movilidad mientras prepara el camino para la conducción autónoma”. Son palabras de Bodo Uebber, miembro del Consejo de Administración que resumen a la perfección la transformación de la compañía.

Porque Mercedes hace tiempo que es más que una marca de coches y su último movimiento ha sido la compra de una participación mayoritaria en Chauffeur Privé, la competencia de Uber en Francia con 1,5 millones de clientes y 1.800 conductores. Además, tiene la intención de adquirir una marca que tiene presencia en 15 países en el año 2019.


Con esta adquisición, Daimler Mobility Services, la filial de movilidad del grupo ya está presente con servicios de movilidad en más de 100 ciudades del mundo al tener participaciones en Flinc, Blacklane, Careem, FlixBus, Turo y Via.

Competencia de sí mismo

Mercedes se ha empeñado en dar servicio de transporte a los consumidores que eligen no comprar vehículos. Sus coches son de los más caros del mercado y tiene que atraer a los clientes para que de una u otra forma utilicen sus coches o servicios.  Y se hace la competencia a sí mismo para llegar a todos los sectores. Hace un año se hizo con la aplicación MyTaxi, que permite a los usuarios solicitar transporte a través de una ‘app’ y que cuenta con 120.000 conductores repartidos en 70 ciudades del mundo.

Car2go alcanza los 100.000 usuarios en Madrid
Daimler, impulsor del 'car sharing' 

El consorcio alemán fue el impulsor del ‘car sharing’ en España, ya que en 2015 trajo su servicio Car2Go. También ha apostado por el coche compartido a través de su marca Smart tanto en su país, como en Holanda, Italia y Austria. Y Moovel, una multiplataforma para taxi, tren y coche compartido, cada vez tiene más visibilidad en los mercados en los que opera.

Pero Daimler tampoco quiere quedarse fuera del coche autónomo y desde el mes de abril trabaja mano a mano con Bosch para crear una flota de taxis robotizados y coches compartidos que se muevan sin conductor. El objetivo de esta alianza es que crear vehículos autónomos nivel 5 a comienzos de la próximas década.

Aunque la compañía alemana no desglosa los resultados económicos de las filiales, el grupo tuvo un beneficio neto de 7.576 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017, un 15 % más que en el mismo periodo de 2016.

Hay otras compañías que también están apostando por ceder sus coches para servicios de movilidad. General Motors y Jaguar Land Rover han invertido en el servicio de reserva de viajes Lyft,; Volkswagen ha comprado una participación de la aplicación de taxis Gett; y Volvo se ha convertido en proveedor de Uber, a la que  proporcionará en el futuro 24.000 coches autónomos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios