Domingo, 21.10.2018 - 02:11 h
Cae a 299 dólares

Los inversores castigan a Tesla y su acción se hunde un 22% en mes y medio

La marca de eléctricos anunció pérdidas de 531 millones de euros en el tercer trimestre y Musk ya habla de "infierno" en la producción del Model 3.

Tesla abre en L'Hospitalet (Barcelona) su primera tienda física en España
Tesla abre en L'Hospitalet (Barcelona) su primera tienda física en España / EUROPA PRESS

El futuro de Tesla es esperanzador según los analistas, pero el presente se encarga de quitarles en parte la razón. La compañía americana de coches eléctricos 'premium' se desplomó este jueves en la bolsa después de anunciar unas pérdidas históricas en el tercer trimestre del año y anunciar que la producción del Model 3 va con más retraso del esperado.

La viabilidad económica de la compañía depende en gran medida de su nuevo modelo, más compacto y económico. Elon Musk se comprometió a entregar 1.500 unidades antes de octubre, pero solo colocó 220 unidades. Otra de sus promesas incumplidas. El Model 3 debería llevar a Tesla a ser un fabricante a gran volumen, pero que se ha convertido "en un infierno", según el propio CEO.

El dueño de Tesla envió este jueves una carta a los clientes que han encargado un Model 3 para anunciarles que "nos va a llevar unos meses más de lo previsto" y que esperan fabricar 5.000 coches por semana a finales de marzo de 2018, cuando originalmente estaba previsto para diciembre. Un retraso que se debe "a la línea de montaje del módulo de batería en la Gigafactory 1".

Elon Musk
Elon Musk


Batacazo en bolsa


La firma automovilística acumula en lo que va de año unas pérdidas de 1.105 millones de euros, lo que supone un 132% más en comparación al mismo período del ejercicio precedente. Y eso que facturó 7.279 millones de euros, casi un 80% más que en los primeros nueve meses de 2016.


Pero su gran batacazo se lo ha llevado entre julio y septiembre, meses en los que perdió 531 millones de euros (frente a los 18 millones de euros que ganó en el año anterior), una cifra negativa jamás registrada en un trimestre en sus años de vida.

Y este vendaval de malas noticias ha tenido sus consecuencias. Los inversores han castigado el valor de la cotización y Tesla se hundió este jueves casi un 7% al cerrar en 299,26 dólares. La caída del valor es casi una constante y se ha desplomado un 22% desde el 18 de septiembre, cuando cotizó en máximos históricos a 385 euros.

Tesla, que acumula 14 años de pérdidas, no es capaz de cumplir los retos que se marca. Su nuevo objetivo es abrir una fábrica en China para aumentar el ritmo de producción y evitar que la cifra de clientes que anulan la reserva del Model 3 aumente respecto a las 63.000 que se habían echado para atrás en agosto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios