Domingo, 16.02.2020 - 20:22 h
Clásicos

Tucker 48 Torpedo, un coche efímero, revolucionario y valioso

Revolucionó una época y hoy es uno de los clásicos más valiosos del mundo.

Torpedo

Allá por mitad del siglo pasado el Tucker 48 marcó y revolucionó toda una época. Una forma de emprender digna de ser estudiada en cualquier escuela de negocio actual. Una historia humana que, cincuenta años después, fue llevada a Hollywood por el gran Francis Ford Coppola en la película 'Tucker: The man and his dream', que protagonizó Jeff Bridges. El Tucker 48, conocido y apodado, Torpedo, efectivamente fue el sueño de un emprendedor, de un hombre visionario, un punto romántico que se enfrentó a la poderosa industria norteamericana del motor y acabo perdiendo, pero que legó a la posteridad uno de los coches más icónicos de la historia.

Torpedo
 

Tucker no era más que un policía en la ciudad de Michigan que, por su afición a los coches, acabó cambiando de profesión para hacerse vendedor de automóviles. Tras la II Guerra Mundial, aprovechó la única oportunidad que se le presentó de hacer sus sueños realidad. Se puso manos a la obra y se convirtió en pequeño fabricante independiente con la intención de diseñar un vehículo innovador, adelantado a su tiempo. Tucker logró un automóvil seguro, de líneas estilizadas y moderno, con muchas innovaciones que entre otras incluían un motor trasero de 6 cilindros opuestos como el de Porsche, frenos de disco, ventilación por aire e inyección de combustible.

Torpedo
 

La ubicación de todos los instrumentos tras el volante, y un tablero acolchado fueron otras de sus innovaciones más visibles. Su característica más llamativa fue el faro medio, llamado cíclope que servía para iluminar frontalmente cuando el volante giraba más de 10º. A la presentación mundial el 19 de junio de 1947, acudieron más de 3.000 personas. Una vez más, el efecto demo, le jugó una mala pasada con fallos de última hora. La transmisión se trabó. Todo buen emprendedor, y Tucker lo era, debe contar con cierta capacidad de improvisación para resolver problemas. Así, durante dos horas, mientras todo esto se trataba de solucionar, consiguió distraer al público.

Torpedo
 

No pudiendo arrancar finalmente el coche, se tuvo que empujar hasta la sala donde esperaba todo el mundo. Cuando se levantó la sábana que lo cubría solo se escucharon exclamaciones de admiración y fuertes aplausos. Tras unos inicios plagados de obstáculos Tucker no se desanimó y cumplió su palabra de instalar un motor de 150 hp reemplazando el original. Para ello utilizaron el de un helicóptero que transformaron para lograr un 5,5 litros y 160 hp. Fue probado con éxito durante 150 horas a la máxima potencia (el equivalente a viajar casi 30.000km sin interrupción) antes de producir las apenas 51 unidades que se hicieron, de las que se conservan en perfectas condiciones 47.

Torpedo
 

Así, con tan sólo 51 unidades producidas, no se puede decir que el Tucker 48 fuera un éxito comercial, aunque la audacia de su diseño y las innovaciones que para un coche de la época supuso este modelo, le han convertido en uno de los más deseados por los coleccionistas. Hoy en cualquier subasta el Tucker 48 Torpedo supera fácil y ampliamente el millón de dólares, lo que le sitúa entre los más valiosos del mundo.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING