Martes, 17.09.2019 - 07:40 h
Presenta un nuevo plan 

Las 7 recetas económicas de Macron para frenar a los chalecos amarillos en Francia

El presidente galo anunciará este jueves las medidas acordadas en el Gran Debate Nacional, en el que han participado cientos de miles de ciudadanos.

Emmanuel Macron, presidente de Francia
Emmanuel Macron espera cerrar la crisis de los chalecos amarillos este jueves. / EFE

Algunas veces, las ironías son de lo más crueles: el pasado lunes 15 de abril, mientras Emmanuel Macron se preparaba para apagar el principal fuego al que se lleva enfrentando su Ejecutivo desde 2018 -la crisis de los chalecos amarillos-, se declaró el devastador incendio de Notre Dame. Y, frente al pórtico de la centenaria catedral, el presidente francés ofreció un discurso de urgencia ante un país que entonces necesitaba más unas cuantas palabras reconfortantes que un recetario económico.

Porque eso era precisamente para lo que Macron se había estado preparando durante toda la mañana: otro discurso en el que anunciaría las principales medidas adoptadas por el Gobierno galo tras el conocido como el 'Gran Debate Nacional', una consulta pública masiva en la que han participado desde el pasado diciembre unos 500.000 franceses y de la cual Macron ha extraído una serie de ideas para sofocar las crecientes demandas sociales desatadas tras la crisis de los chalecos amarillos.

Macron, que tenía previsto comparecer a las 8 de la tarde del pasado 15 de abril para comunicar su recetario económico al país, optó por abandonar el plató en el que se estaba grabando su discurso para trasladarse hasta Notre Dame, donde las llamas acababan de destruir la aguja central de la catedral. El problema es que en la grabación estaban presentes diversos medios, que terminaron filtrando las medidas que el presidente francés iba a anunciar.

Bien aprovechando el enardecimiento del sentimiento patriótico, bien por agenda, Macron dejó a un lado el problema de los chalecos amarillos: pocos días después, diversos radicales con la cara oculta comenzaron a destrozar mobiliario urbano y escaparates, lo que motivó la intervención de las fuerzas del orden, que respondieron con gases lacrimógenos y bolas de goma. El resultado fue que varios vehículos fueron incendiados, al igual que papeleras y paradas de autobús.

A raíz de estos últimos disturbios, Macron ha decidido volver a lidiar con la crisis latente esta semana. Y, este jueves, por fin, anunciará sus medidas económicas, tal y como recoge 'El Mundo' y varios medios franceses.

Las 7 recetas de Macron para frenar a los chalecos amarillos en Francia

1. REVALORIZAR LAS PENSIONES: Una de las principales rectificaciones que demandaban los chalecos amarillos a Macron era la revalorizar las pensiones, desligadas actualmente de la inflación. En este sentido, el presidente francés se comprometerá a subir las pensiones inferiores a los 2.000 euros mensuales, que volverán a revalorizarse en función del IPC, tal y como señala 'Le Figaro'.

2. BAJADA DEL IRPF: Macron prepara una bajada "significativa" del IRPF -tal y como le atribuyen los medios presentes en la grabación del pasado 15 de abril- a partir de 2020 para las rentas más bajas, aunque ningún medio ha detallado qué porcentaje y en qué tramo o tramos se aplicaría.   Cuantía por determinar. Paralelamente, se subirían los impuestos a las rentas más altas.

3. CESE DE LOS CIERRES DE ESCUELAS Y HOSPITALES: Otra de las demandas populares más repetidas durante el Gran Debate Nacional ha sido que no se produzca ningún cierre más de escuelas ni hospitales hasta el fin de su mandato, algo en línea con las demandas que ya le habían trasladado los alcaldes desde el pasado diciembre.

4. MODIFICAR EL SISTEMA ELECTORAL Y REDUCCIÓN DE PARLAMENTARIOS: Macron podría reformar la Constitución francesa para poner patas arriba la clase política del país: por un lado, se modificaría el sistema electoral gala para que cumpla mejor con el principio de proporcionalidad a través de uno alternativo al actual -a dos vueltas y con circunscripciones uninominales-, aún por especificar; por otro, se reduciría el número de parlamentarios que actualmente contempla la carta magna.

5. GARANTIZAR EL COBRO DE LA MANUTENCIÓN A MADRES SEPARADAS: En el plano más social, otra de las demandas que han resonado con más fuerza en los últimos meses ha sido la de la imposibilidad de cobro de la manutención por parte de las madres separadas. Actualmente, apenas un 50% de ellas la recibe; la medida de Valls planea crear un fondo estatal para cubrir el 100% de este tipo de pensiones, al estilo del modelo canadiense.

6. REFERÉNDUMS POPULARES MÁS 'BARATOS': Como sucede en España, el mero proceso de sacar adelante la convocatoria de un referéndum en Francia -al margen de lo que después se vote- es tremendamente complicado: allí se requiere el apoyo de 185 diputados y senadores, así como 4,7 millones de firmantes para iniciarlo. Una barrera de acceso a la democracia, según los chalecos amarillos. Por eso, la idea de Macron es crear asambleas populares para que decidan sobre asuntos locales.

7. SUPRESIÓN DE LA ESCUELA NACIONAL DE LA ADMINISTRACIÓN: Macron, al igual que otros presidentes como Giscard, Chirac, Sarkozy o Hollande, han pasado por la Escuela Nacional de la Administración (ENA), un organismo creado específicamente para la formación y acceso a los cuerpos de la administración pública. Algo con lo que los chalecos amarillos -y parte de la sociedad francesa- considera elitista por suponer una barrera acceso para los distintos estratos sociales del país. Macron pretende suprimirla, a pesar de que es la medida que goza de menor aceptación pública.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios