Jueves, 18.07.2019 - 07:36 h

Decapita a su mujer, entra en la comisaría con la cabeza en la mano y lo justifica como “pérdida de confianza”

En la India un hombre de 38 años ha cortado la cabeza a su esposa con una espada y se entregó una comisaría tras caminar 8 kilómetros con la cabeza a la vista de todos.

“Ha roto mi confianza, se lo advertí dos veces, pero no se corrigió”, explicó a los agentes y a quienes se cruzaban por el camino que, atónitos, le hicieron fotos.

El crimen ha causado una honda impresión en la opinión pública.

Un granjero indio de 38 años, Narayan Singh, cortó la cabeza de su esposa con una espada y caminó 8 kilómetros con la cabeza clavada en la punta de la hoja del arma hasta la comisaría donde se entregó. “Ha roto mi confianza, por eso la decapité. Le había advertido dos veces, pero no quiso corregir su conducta”, explicó a los agentes que procedieron a su detención.

El crimen estuvo motivado por los celos. Según relataron los vecinos de la pareja, el marido sorprendió a su mujer, de nombre Sarita, retozando con otro hombre. Entonces, en un acceso de rabia, cogió una espada perpetró el crimen.

Los vecinos llamaron a la policía, sin saber que el marido ya había puesto camino directamente hacia la comisaría de policía más cercana, con cabeza de su mujer clavada en la punta de la espada. Según informó a los testigos antes de alejarse de la escena del crimen, era la tercera vez que ella le había engañado. Fue algo que repitió a los sorprendidos viandantes con quienes se topó por el camino, que le retrataron con sus cámaras, y a quienes estaban cerca de la comisaría: “Mi mujer ha roto mi confianza”. Sorprendentemente, algunos le aplaudieron al escuchar las explicaciones.Crímenes espantosos

De acuerdo a los residentes cercanos a la residencia del matrimonio, el hombre había estado observando minuciosamente las actividades de su esposa en los últimos días. 

Narayan Singh quedó en régimen de prisión preventiva y se espera que pase a disposición judicial en las próximas fechas.

La India es un país donde con relativa frecuencia se producen espantosos crímenes contra las mujeres. Ya en 2012, la organización TrustLaw, un servicio de noticias propiedad de Reuters, calificaba a la India como "el peor país para ser mujer". Según datos de la Fundación Vicente Ferrer, miles de mujeres son asesinadas cada año por causas relacionadas con el pago de la dote.

Sigue @martinalgarra//

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios