Domingo, 16.06.2019 - 19:58 h

El EI aniquila a 232 civiles en 24 horas en Mosul y secuestra a 8.000 familias como escudos humanos

Si se tiene en cuenta que cada familia iraquí tiene una media de seis miembros, se calcula que son más de 47.300 civiles podrían usarse como  escudos humanos, según la ONU.

El EI quema vivos a los suyos que intentan huir de Mosul, incluso vestidos de mujer, y mata día a día decapitando, electrocutando, torturando... y aterrorizando a la población civil. 

Vea las primeras imágenes de la ofensiva para arrebatar Mosul al EI

El EI va a cubrir su previsible derrota en Mosul de sangre y va a intentar vengarse en breve en Europa. Bruselas lo teme. Pero antes convierte Mosul en un escenario de la Edad Media plagado de muerte. El uso de escudos humanos ya es una realidad. 8.000 familias han sido ya están retenidas para ser usadas como escudos humanos. Nadie podrá evitar que miles de civiles mueran en Mosul.

La ONU da la voz de alarma, pero en una guerra de guerrillas calle por calle todo es posible. Y aunque los miembros del EI incendian trincheras repletas de petróleo (lo que ya está afectando a los más pequeños de la zona) para evitar los bombardeos de los aliados, estos se van a seguir produciendo. Y parte de esas 8.000 familias lo sufrirán en sus carnes.Decapitaciones, amputaciones y lapidaciones, el día a día

Mientras esta tragedia sucede, las muestras de bestialidad de los terroristas se suceden. El terror se instala en Mosul. 232 vecinos fueron masacrados en un solo día. Las ejecuciones sumarias, las decapitaciones, las amputaciones o las lapidaciones se han vuelto cotidianas desde la irrupción de los yihadistas en junio de 2014. Pero, hoy, con la derrota en la guerra más cerca que nunca, nadie está a salvo, ni siquiera los seguidores del EI que huyen por los túneles, o vestidos de mujer. Los que son capturados, son aniquilados sin piedad.

Otros se esconden en túneles 'cinco estrellas' a la espera de poder camuflarse con la población para poder salvar la vida.  En el camino hacia la liberación de Mosul todo el mundo es objetivo. Entre los 232 asesinados en 24 horas, figuran 190 ex miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes y 40 civiles que se negaron a obedecer las órdenes de los militantes del EI.


La matanza ha sido anunciada este viernes por la portavoz de la oficina de Derechos Humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, en una rueda de prensa desde Ginebra. "Muchos de los que se negaron a cumplir órdenes fueron ejecutados de inmediato", ha agregado citando informaciones reunidas por el organismo internacional.


El control de Mosul va a ser una batalla dura, larga y difícil, como desvelaba Jesús A. Núñez Villaverde, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria a lainformacion.com anticipando lo que ahora está ocurriendo. El uso de escudos humanos en una población de 1,5 millones de habitantes, la mitad de ellos niños, va a ser una tragedia difícil de olvidar.Fusilados, electrocutados... ser civil en Mosul es un riesgo continuo

Las atrocidades se han multiplicado desde el inicio del asalto a Mosul, que será larga. En los últimos días el IS ha electrocutado a 22 civiles en el centro de Mosul acusados de proporcionar información a las fuerzas de seguridad iraquíes; fusilado a 55 jóvenes arrestados en una redada realizada en dos pueblos que se han levantado en armas contra el grupo y asesinado a 23 personas en dos hospitales de Mosul, entre otros sucesos.

La violencia también ha ido dirigida hacia sus propios combatientes. Los yihadistas han segado la vida de nueve camaradas que huyeron del campo de batalla arrojándolos vivos a una zanja llena de petróleo a la que prendieron fuego.

El pasado martes la ONU ya alertó de las masacres masivas que el IS está cometiendo en Mosul. Sofocar las rebeliones es una obsesión del EI. 

La oficina de Derechos Humanos de la ONU también ha subrayado este viernes que "decenas de miles" de hombres, mujeres y niños de las inmediaciones de Mosul están siendo usados como escudos humanos por la organización que dirige Abu Bakr al Bagdadi. "Se trata de una cobarde estrategia para dejar a salvo ciertas zonas de las operaciones militares", ha indicado Shamdasani. Si se tiene en cuenta que cada familia iraquí tiene una media de seis miembros, se calcula que son más de 47.300 civiles los que han sido secuestrados y obligados por los yihadistas a cambiar de domicilio en Mosul.

Fuentes castrenses iraquíes y estadounidenses estiman que unos 5.000 yihadistas habitan Mosul y alrededores. Este jueves el jefe del Comando Central estadounidense, el general Joseph Votel, cifró en "entre 800 y 900 combatientes del Estado Islámico" las bajas causadas a la organización yihadista en semana y media de ofensiva sobre la segunda ciudad de Irak. Ni el ejército iraquí ni los "peshmerga" (tropas del Kurdistán iraquí) han hecho público un balance de víctimas en el largo camino hacia Mosul, sembrado de explosivos improvisados por los acólitos de Al Bagdadi.

Sobre el terreno, soldados iraquíes y kurdos siguen tratando de avanzar hacia la urbe iraquí. Este viernes las milicias chiíes de Hashid Shaabi (Movilización popular, en árabe) -que también participan en la ofensiva- han anunciado el inminente inicio de una ofensiva en el oeste de Mosul para liberar la ciudad de Tal Afar, un bastión yihadista a unos 55 kilómetros al oeste de Mosul.

Ahora en Portada 

Comentarios