Martes, 17.09.2019 - 12:01 h

Los 10 puntos que hacen de Davos una reunión peliaguda este año, según el FT

Esta semana líderes políticos, económicos e intelectuales asisten a unos de los foros mundiales más relevantes.

¿Pueden los asistentes de Davos, entre sorbos de champán y canapés de caviar, plantear soluciones efectivas a los grandes problemas del mundo?

Foro de Davos

El Foro Económico Mundial de Davos reúne todos los años en esta localidad suiza a importantes líderes políticos, empresariales e intelectuales del mundo entero.

Su misión consiste en analizar los principales problemas del mundo. La reunión acapara el interés de grandes medios de comunicación, que envían sus corresponsales para seguir el evento y escribir sobre los temas de discusión.

El prestigioso rotativo económico Financial Times apunta diez razones por las cuales, a diferencia de otros años, el Foro adquiere este año una especial relevancia.1. El inicio de la presidencia de Donald Trump

Aunque no acudirá al Foro, las políticas proteccionistas anunciadas por el presidente electo de EEUU ya se han convertido en un motivo de preocupación para el mundo entero, especialmente Europa. Un destacado financiero y asesor de Trump, Anthony Scaramucci, integrará una mesa de debate sobre el futuro de la nación más poderosa del planeta. Los asistentes se preguntan si calmará a la audiencia o si, al contrario, añadirá nuevos motivos de preocupación.2. Las críticas de los demócratas estadounidenses

Si la figura de Donald Trump brillará por su ausencia en Davos, no ocurrirá lo mismo con sus oponentes demócratas, que estarán representados por primeras espadas como el vicepresidente de Obama, Joe Biden, el secretario de Estado, John Kerry, y el exvicepresidente Al Gore, experto en cambio climático, un aspecto fuertemente criticado por Trump durante la campaña.3. El Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, acudirá a Davos para pronunciar una conferencia sobre el asunto más grave que tiene ahora entre manos y que contiene la respiración de toda Europa: la salida del Reino Unido de la UE. Resultará interesante observar en Davos el tono de las reacciones antes un hecho inevitable próximo a consumarse.4. ¿Sobrevivirá Europa, tal y como la conocemos?

Tras la crisis financiera, que puso en riesgo la continuidad del euro, sobrevino la crisis de los refugiados y el consiguiente alzamiento de los movimientos populistas de extrema derecha en varios países de Europa. Ángela Merkel enfrenta este año unas difíciles elecciones. Quizá por este motivo no acudirá a Davos, donde sí estará presente otro jefe de gobierno con similares dificultades, el holandés Mark Rutte.5. La pobreza del mundo es un peligro mundial

Después de muchas décadas de indiferencia hacia este problema, abordado hasta ahora de manera más sentimental que efectiva, los países ricos ya lo están padeciendo en el interior de sus fronteras, en forma de inmigración ilegal o de aluvión de refugiados. Algunos de ellos, están muriendo de frío en improvisados campos de acogida. El norte ya no puede permanecer impasible ante la pobreza del sur. Los líderes de Davos tienen el reto de apuntar medidas que beneficien no sólo a los satisfechos habitantes de Lyon, Valladolid o Helsinki, sino a los de Bamako, El Cairo o Alepo.6. ¿Globalización? ¿A quién beneficia?

Ya han pasado años desde que la globalización comenzó a defraudar las expectativas como generador y distribuidor de riqueza a nivel planetario. Davos incluso se ha convertido en un símbolo de este engaño. Tanto los políticos como, sobre todo, los representantes del sector privado se enfrentan al reto de revertir la convicción de que una economía globalizada solo ha servido para profundizar en la brecha económica entre países pobres y ricos.7. ¿Cómo convivirán el proteccionismo y los recortes de impuestos?

Son dos de los grandes mensajes que ha enviado Trump a los ciudadanos de su país y al mundo. A los primeros ha conseguido convencer, al menos a los suficientes para que le otorguen el poder. A los segundos ha provocado miedo. ¿Cómo conciliar el proteccionismo que creará empleos en EEUU a costa de cerrarlos en otros países, con las políticas neoliberales del recorte de impuestos?8. EEUU cede el mando a China

Con EEUU volcado en asuntos de índole interna, China adquiere una especial relevancia en el foro Davos con la presencia de su presidente, Xi Jinping. La piedra en el zapato que China arrastra, y que molesta a todo el mundo, está representada por sus elevadas emisiones contaminantes. Se espera Jinping explique cómo su país combatirá este problema, ahora que su proyección mundial crece a medida que EEUU ha decidido que la suya mengüe.9. La tecnología una oportunidad… o como amenaza

El siglo XXI ha nacido para inaugurar la era de la tecnología. Pero ya ha quedado acreditado que la tecnología informática, como cualquier herramienta humana, puede utilizarse para el bien o para el mal. Las últimas noticias en torno al supuesto hackeo ruso de las elecciones estadounidenses presiden una discusión sobre cómo poner la tecnología al servicio de la libertad del ser humano y no al contrario.10. Menos lujo y champán

Como apunta el corresponsal del Financial Times, Chris Giles, que conoce bien este tipo de foros, Davos ofrece una excelente oportunidad que los asistentes aprovechan para establecer relaciones en el marco de comidas y recepciones que no destacan precisamente por su austeridad. Resulta cuanto menos chocante que políticos, empresarios e intelectuales indaguen cómo terminar con la miseria del mundo entre sorbos de Moët Chadon y bocados de canapés de caviar.

Sigue @martinalgarra//

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios