Domingo, 22.10.2017 - 09:04 h

Maduro ignora las acusaciones de fraude e impone su Asamblea Constituyente

Los 545 representantes electos en los comicios celebrados el domingo han tomado posesión de sus puestos en el Palacio Federal Legislativo.

La Constituyente trabajará para eliminar la inmunidad parlamentaria de los diputados y tomará el control de la Fiscalía.

Te interesa leer: Maduro impone su Constituyente y dice que han votado 8 millones de personas.

Maduro ignora las acusaciones de fraude e impone su Asamblea Constituyente

La Asamblea Nacional Constituyente venezolana ya es una realidad. El órgano con poder prácticamente ilimitado se ha instalado en el Palacio Federal Legislativo, ignorando la graves afirmaciones de fraude en el proceso.

Los 545 representantes electos en los comicios celebrados el domingo han tomado posesión de sus puestos para conformar el pleno que comenzará a redactar la nueva Constitución venezolana y que podrá tomar decisiones por mayoría en cualquier aspecto sin que ningún poder público pueda refutarle.

El primer acto institucional de los constituyentes ha sido en el Salón Elíptico del Capitolio venezolano, un apéndice de la sede legislativa que depende del Ejecutivo pero que comparte la edificación con la Cámara, controlada por opositores.Así se violentó el Salón Elíptico, aún perteneciendo al Poder Ejecutivo, para instalar el fraude constituyente. pic.twitter.com/hqWOkzUvQC— Julio Borges (@JulioBorges) 4 de agosto de 2017

El presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), el diputado Julio Borges, aunque ha reconocido que el salón es un espacio que pertenece al Poder Ejecutivo, ha condenado que se use para instalar el "más grande e ilegal fraude que se ha cometido en la historia contemporánea de Venezuela".Control de la Fiscalía

El propio presidente Nicolás Maduro y otros dirigentes del oficialismo han adelantado que la Constituyente trabajará para eliminar la inmunidad parlamentaria de los diputados e intervendrá y tomará el control de la Fiscalía, cuya titular, Luisa Ortega Díaz, ha alertado de los tintes que considera totalitarios de este plan para cambiar el ordenamiento jurídico.

El proceso ha estado marcado por cientos de irregularidades. La propia empresa encargada del recuento de votos en Venezuela, Smartmatic, aseguró que hubo manipulación del dato de participación en esa elección, que fue del 41,43 % del censo según el Poder Electoral, unos ocho millones de ciudadanos.

Sin embargo, el Gobierno y el Consejo Nacional Electoral han desestimado esas acusaciones y no han frenado el proceso constituyente. Hoy, la democracia en Venezuela está cada vez más cerca de ser solamente un recuerdo del pasado.

Ahora en portada

Comentarios