Martes, 22.01.2019 - 10:21 h

Nuevos brotes de fiebre escalartina ponen en guardia a la comunidad médica

La escarlatina es una infección infantil propia del siglo XIX, fue la mayor causa de muerte en menores de edad matando a casi una tercera parte de los niños ingleses y estadounidenses infectados.

Reino Unido y Asia ha registrado nuevos brotes que han hecho saltar las alarmas en la comunidad médica.

Nuevos brotes de fiebre escalartina pone en guardia a la comunidad médica

Fue una obsesión para los médicos en el siglo XIX. Su alta letalidad hacía que toda la comunidad médica se preguntara cuáles eran las causas y cuáles las posibles curas. La fiebre escarlatina, la infección infantil que causó más de un tercio de todas las muertes de niños británicos durante la segunda mitad del siglo XIX, ha vuelto.

La fiebre escarlatina es una infección infantil, que afecta, sobre todo, a niños entre 5 y 12 años, propia del siglo XIX. Se propaga con el contacto cercano de personas que tienen la bacteria o por el contacto con objetos y superficies contaminadas con el patógeno.

La enfermedad ha vuelto a sacudir a Reino Unido. Según publican medios locales varios hospitales británicos habrían dado la voz de alarma al registrar casos de fiebre escarlatina. El departamento de salud pública de Reino Unido ha afirmado que se trata de “drásticos aumentos” de los cuales desconocen las causas.En el nivel más alto de los últimos años

Según indica la PHE (la autoridad de salud pública de Reino Unido por sus siglas en inglés) en 2015 se registraron 17.586 casos de esta infección. Un cifra que podría ser todavía mayor este 2016 ya que según este organismo se están presentado unos 600 casos por semana en el país.Hong Kong otra víctima

Pero no sólo Reino Unido ha vuelto a sufrir la infección de esta enfermedad. Según informa el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU Hong Kong registró 1.535 casos de fiebre escarlatina a finales de 2011. Es decir, casi diez veces más que en años precedentes.No se ha registrado ninguna víctima mortal

El lado bueno de esta alarmante noticia es que, pese a su vuelta, no se ha registrado ninguna víctima mortal. Según los expertos esto obedece a que el virus ha evolucionado hacia una enfermedad más débil.

Los expertos señalan que es precisamente la falta de severidad del virus lo que hace que se reproduzca con mayor velocidad, ya que los virus fatales tienen un menor alcance porque matan a su portador.

Por el momento, los médicos aconsejan mantenerse atentos a los síntomas de esta enfermedad: dolor de cabeza y de garganta, fiebre y pequeñas erupciones de color rosa en la piel.

Ahora en Portada 

Comentarios