Lunes, 23.10.2017 - 10:33 h

Trump rompe de forma unilateral el acuerdo con Cuba alcanzado por Obama

El presidente de Estados Unidos, aseguró en Miami que "pronto se va a lograr una Cuba libre" y calificó de "brutal" al régimen castrista.

Las empresas de EEUU no podrán hacer negocios con compañías cubanas controladas por miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

Te puede interesar: Obama fue el primer presidente de EEUU en pisar Cuba después de 88 años

Trump mantiene el embargo a Cuba hasta que libere a los presos políticos (EFE/Michael Reynolds)

El cambio de política hacia Cuba anunciado hoy por el presidente de EEUU, Donald Trump, incluye su apoyo al embargo comercial y financiero estadounidense a la isla y la oposición a las peticiones internacionales de que el Congreso lo levante, informó la Casa Blanca.

"La política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para acabar con él", indicó la Casa Blanca en un comunicado mientras Trump anunciaba el cambio de política en Miami (Florida).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy en Miami que "pronto se va a lograr una Cuba libre" y calificó de "brutal" al régimen castrista.#Trump dice cancela con efecto inmediato acuerdo del gobierno de expresidente #Obama con #Cuba— Reuters Latam (@ReutersLatam) 16 de junio de 2017

En el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, que lleva el nombre de uno de los brigadistas de la fallida invasión de Bahía Cochinos (Cuba), en 1961, Trump expuso las líneas maestras de la revisión que ha decidido hacer en la política de normalización de relaciones con la isla iniciada por su antecesor Barack Obama.

Acompañado del vicepresidente Mike Pence, varios integrantes de su gabinete, el gobernador de Florida, Rick Scott, congresistas de origen cubano como Marco Rubio, Mario Díaz Balart y Carlos Curbelo y representantes de la disidencia cubana, Trump mencionó a los disidentes José Daniel Ferrer y Berta Soler, a los que no se les permitió viajar a Miami, pero "están aquí con nosotros".

Los principales cambios son una prohibición para que las empresas de EE.UU. hagan negocios con compañías cubanas de propiedad de o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba y restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

Ahora en portada

Comentarios