Sábado, 21.10.2017 - 03:39 h

Trump, tras hablar con Merkel: "La inmigración es un privilegio. No un derecho"

Trump y Merkel buscaban acercar posturas en su primer encuentro y hablaron de inmigración, comercio, Ucrania y la OTAN. Trump se desentendió de la acusación a Obama.

"Rara vez me arrepiento", aseguró Trump cuando le preguntaron si en algún momento se ha arrepentido de alguno de los mensajes que publica en su cuenta oficial de Twitter.

Trump, tras reunirse con Merkel: "La inmigración es un privilegio. No un derecho" (Brendan Smialowski / AFP)

La canciller de Alemania, Angela Merkel, acudió este viernes a la Casa Blanca para reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, en un intento por acercar posturas y mejorar la relación entre ambos países.

Sin embargo, del encuentro quedó patente las diferencias entre los dos líderes y la falta de tacto del presidente de Estados Unidos, que rechazó dar la mano de la canciller alemana.

La reacción de magnate y ahora presidente de EEUU incendió Twitter y generó un intenso debate en la red, en las puertas de la Casa Blanca, el presidente la había saludado y estrechado la mano.

Te puede interesar: Trump rechaza dar la mano a Merkel en la foto oficial en el Despacho Oval

La visita de Merkel suponía el primer encuentro entre los dirigentes y fue aplazada hasta este viernes debido al temporal Stella que amenaza la costa norteamericana.

Los desacuerdos públicos de ambos mandatarios ha sido muchos y las diferencias han sido evidentes en temas como la OTAN, Vladímir Putin, el Brexit o la política migratoria y comercial.

La inmigración y Ucrania, protagonistas

"La inmigración es un privilegio. No un derecho. Y la seguridad de nuestros ciudadanos debe siempre ser puesta en primer lugar. No hay dudas de eso", aseguró Donald Trump, tras su reunión con Angela Merkel.

Trump agradeció a Merkel la implicación alemana en la lucha contra el Estado Islámico y su presencia en Afganistán y recordó a los soldados germanos que han perdido la vida en el país combatiendo el yihadismo. "Seguiremos trabajando para incrementar nuestras contribuciones a la defensa común", ha asegurado Trump, y ha añadido que "la confianza entre Alemania y América se basa en unos valores compartidos, y nuestra alianza es garantía de un futuro mejor".

Te puede interesar: Flynn, exconsejero de Trump, recibió más de 50.000 dólares de grupos rusos

Trump defendió su reforma sanitaria y resaltó que cada vez gana más apoyos, al tiempo que ha recalcó que el "Obamacare" es "un desastre" porque dejaba a "muchas personas" sin cobertura.

El mandatario estadounidense ha asegurado que no defiende el "aislamiento" en materia comercial sino un libre comercio "justo". "Estoy a favor del comercio justo. En absoluto defiendo aislarnos", subrayó.

Por su parte, la canciller alemana dijo que su país mantiene el compromiso que adoptó en la cumbre de la OTAN de Gales de elevar el gasto militar hasta el 2% del PIB en 2020 y reivindicó ante Trump que se reactive la negociación entre la Unión Europea y EEUU sobre el acuerdo comercial TTIP.

La jefa del Gobierno alemán ha celebrado que el presidente de Estados Unidos haya manifestado su "adhesión" al proceso de Minsk, para encontrar una solución al conflicto en Ucrania entre las fuerzas gubernamentales bajo mando de Kiev y los separatistas prorrusos.

En este sentido, ha dicho que los dos países apoyan "una Ucrania segura y soberana" y que también abogan por "mejorar la relación con Rusia. "Minsk es la base pero no hemos avanzado lo suficiente", añadió.

En su primera intervención ante la prensa, Trump defendió su reforma sanitaria y resaltó que cada vez gana más apoyos, al tiempo que recalcó que el Obamacare es "un desastre" porque dejaba a "muchas personas" sin cobertura. El mandatario estadounidense ha asegurado que no defiende el "aislamiento" en materia comercial sino un libre comercio "justo". "Estoy a favor del comercio justo. En absoluto defiendo aislarnos", subrayó.Bromas sobre el espionaje

Trump bromeó sobre su acusación contra el expresidente Obama por ordenar las escuchas en la Torre Trump. "Al menos tenemos una cosa en común" con la Administración anterior, dijo en referencia al espionaje de la NSA a la canciller alemana, revelado en 2013.  

Aseguró este viernes que él no acusó al anterior mandatario del país, Barack Obama, de haberle sometido a escuchas telefónicas y que dicha acusación la realizó un "abogado con mucho talento" en la cadena de televisión Fox.

Un periodista preguntó a Trump si se llega a arrepentir de alguno de los mensajes que publica en su cuenta oficial de la red social Twitter. "Rara vez me arrepiento", aseguró.

Ahora en portada

Comentarios