Martes, 13.11.2018 - 06:43 h
El viaje fue "desastroso"

"¿Por qué los españoles de Benidorm no se van a otro sitio? Son unos bordes"

Freda Jackson, una abuela británica, se queja por la presencia de españoles en su hotel de Benidorm durante las vacaciones.

Fotografía de la playa de Levante en Benidorm.
Playa de Levante en Benidorm. / Wikimedia Commons.

Benidorm es uno de los destinos turísticos más importantes de España. Antaño lugar de culto de las etapas vacacionales de las familias españolas, en el siglo XXI se ha convertido en santo y seña del turismo británico, cuyos viajeros suponen el 50% de los turistas presentes en la ciudad cada año desde 2014. De hecho, durante el Mundial de Rusia 2018, Benidorm parecía realmente una ciudad de Inglaterra con miles de 'hooligans' siguiendo en los bares las andadura de su selección que finalizó en el cuarto puesto del torneo. Pues bien, a pesar de ello existen turistas británicos que se quejan... de la presencia de españoles.

Nos referimos a la abuela británica Freda Jackson (81 años), que viajó junto a una amiga de 61 años. Ambas se hospedaron en el Hotel Poseidón Playa y desde el primer momento quedaron desencantadas. 

Habían solicitado a su agencia de viajes Thomas Cook un hotel que se situase en una ubicación plana, ya que las dos tienen problemas de movilidad, pero para su sorpresa, cuando llegaron se toparon con que el hotel estaba en una zona inclinada.

Sin embargo, esto no es lo que más molestó a Jackson y su amiga. El principal problema fueron los españoles. “El hotel estaba lleno de españoles y nos pusieron de los nervios porque eran muy bordes. Una tarde un español me pisó y se largó andando sin pedir perdón. El entretenimiento en el hotel estaba totalmente centrado en ellos. ¿Por qué no se pueden ir los españoles de vacaciones a otro sitio?”, se pregunta en declaraciones recogidas por el 'Lancashire Telegraph'

La anciana natural de Blackburn hace hincapié en la grosería de los españoles que estaban de vacaciones, que sin duda alguna contribuyeron a que su viaje fuese "desastroso"

“Nunca me he quejado de unas vacaciones pero estas fueron un desastre desde el principio hasta el final. Nunca había estado en Benidrom y tenía muchas ganas de ir. Thomas Cook arruinó nuestras vacaciones”, añade. Ella y su amiga pagaron 1.133 libras y ahora reclaman que les reembolsen el dinero.

Los problemas con este viaje comenzaron nada más reservar los billetes. Tras realizar la reserva en abril, la agencia cambió la fecha para un día después sin avisarlas. Jackson y su amiga se enteraron una semana antes. Quizás por ello ya llegaron muy enfadadas a Benidorm y no pudieron disfrutar de su estancia... junto a otros turistas españoles

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios