Sábado, 20.10.2018 - 13:25 h
El régimen niega el pacto

Un acuerdo permite la salida de Damasco de los yihadistas del Daesh y sus familias 

Los autobuses salieron de la zona del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y del adyacente barrio de Al Tadamun.

Imagen de la agencia SANA que muestra a unidades del ejército sirio en el distrito de al-Hajar al-Aswad, cerca de Damasco, el 11 de mayo (EFE/EPA/SANA)
Imagen de la agencia SANA que muestra a unidades del ejército sirio en el distrito de al-Hajar al-Aswad, cerca de Damasco, el 11 de mayo (EFE/EPA/SANA)

La evacuación de yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico (Daesh) que luchaban contra las fuerzas gubernamentales sirias en el sur de Damasco ha comenzado hoy, en virtud de un acuerdo con las autoridades, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Una tanda de autobuses con combatientes del Daesh y sus familiares salió de la zona del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y del adyacente barrio de Al Tadamun, zonas que han sido escenario de combates desde hace un mes, y emprendió el viaje con rumbo a zonas desérticas del este de Siria, según la ONG.

Numerosos autobuses entraron en la zona controlada por los yihadistas después de la pasada media noche para poner en práctica este acuerdo, que ha sido negociado en secreto y no ha sido confirmado por ninguna de las partes en conflicto.

Tierra quemada

La ONG aseguró que los combatientes del EI incendiaron sus posiciones en Al Yarmuk antes de comenzar la operación de evacuación de esta zona, la única en las inmediaciones de Damasco que aún no estaba en manos de las fuerzas gubernamentales.

En este mes de combates, las fuerzas oficiales se hicieron con el control de los barrios de Al Qadam, Hayar al Asuad y tomaron más del 30% del campamento de refugiados palestinos. Ayer una fuente militar citada por la agencia de noticias oficial, SANA, negó que el Ejército sirio haya llegado a un acuerdo con el Daesh.

Las fuerzas gubernamentales intensificaron su ofensiva en el sur de Damasco desde el pasado 19 de abril, después de que fracasara la aplicación de un pacto que estipulaba la salida de la zona de los combatientes del Estado Islámico.

Según el recuento del Observatorio, en este mes de combates han muerto al menos 233 radicales y 251 efectivos gubernamentales.

Asimismo, 62 civiles han perdido la vida, entre ellos 16 niños y nueve mujeres, pero esta cifra podría aumentar porque hay decenas de heridos graves y desaparecidos, advirtió la ONG.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios