Viernes, 24.05.2019 - 01:43 h
Un 'SMI para novatos'

Alemania crea un salario mínimo para aprendices de hasta 620 euros en 2023

Aprueba la introducción a partir de 2020 de un sueldo base para trabajadores en prácticas en empresas que no están sujetas a un convenio colectivo.

Joven aprendiz en Seat
Alemania crea un salario mínimo para aprendices de hasta 620 euros en 2023 / EP

La locomotora económica de Europa sigue dando pasos firmes en uno de sus puntos fuertes, la formación de los jóvenes. El Consejo de Ministros alemán acaba de aprobar la introducción a partir del año que viene de un salario mínimo para aprendices en aquellas empresas que no están sujetas a un convenio colectivo.

"Con el salario mínimo actuamos allí donde no hay convenio colectivo vinculante. Otorga un justo equilibrio, crea transparencia y aumenta el atractivo. Esto es también particularmente importante allí donde se buscan con urgencia nuevas generaciones de mano de obra cualificada", precisó la ministra de Educación, Anja Karliczek.

Según informa EFE, la ministra agregó que con cada año de formación, los aprendices cobrarán algo más de dinero, ya que poseerán más conocimientos y su contribución a la empresa será mayor.

Según la actualización de la ley que regula la formación profesional, el salario mínimo para aprendices comenzará a aplicarse a partir de 2020 y se incrementará cada año.

Así, el salario mínimo de los aprendices que comiencen su formación en 2020 quedará establecido en 515 euros: para los que empiecen en 2021, en 550 euros; en 2022, en 585 euros; y en 2023, en 620 euros.

Para 2024 y en adelante, la cuantía del salario mínimo para el primer año de formación se dará a conocer en noviembre del año precedente y se adaptará anualmente a la evolución media de todos los salarios en contratos de formación.

Para el salarió mínimo en el segundo, tercer y cuarto año de formación se aplicará un aumento del 18%, del 35% y del 40% sobre la cuantía percibida el primer año.

Según un informe del Instituto Federal de Formación Profesional (BIBB) presentado este año, en 2018 se firmaron 531.400 contratos de formación, frente a los 523.300 en 2017. A pesar de este aumento, 57.700 plazas de formación quedaron sin cubrir en 2018, frente a 49.000 el año anterior.

"La formación profesional forma parte en Alemania de los sistemas más exitosos de cualificación" que concede a los jóvenes "excelentes posibilidades de desarrollo", subrayó la ministra.

En su opinión, la elección entre una formación profesional y una carrera universitaria no es una decisión entre "más o menos", sino entre dos vías igual de válidas hacia el éxito profesional".

Ahora en Portada 

Comentarios