Con 400 fallecidos en 24 horas 

Alemania batalla por doblegar la curva y vuelve a registrar 10.000 casos en un día

El país germano ha indicado que la tasa de incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 62,26 casos cada 100.000 habitantes, con 52.034 contagios durante la última semana.

Alemania coronavirus
Alemania batalla por doblegar la curva y vuelve a registrar 10.000 casos en un día. 
DPA vía Europa Press

Alemania registra un aumento en el número de casos y parece no doblegar la curva. Las autoridades germanas  han confirmado este viernes cerca de 10.000 casos y 400 fallecidos por coronavirus durante las últimas 24 horas, según los datos recabados por el Instituto Robert Koch y recoge Europa Press.

El organismo, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha señalado a través de su página web que durante el último día se han detectado 9.997 contagios y 394 decesos, lo que sitúa los totales en 2.424.684 y 69.519, respectivamente

Asimismo, ha indicado que la tasa de incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 62,26 casos cada 100.000 habitantes, con 52.034 contagios durante la última semana y alrededor de 199.400 casos activos en el país. Por otra parte, ha señalado que cerca de 2.235.700 personas se han recuperado hasta la fecha de la Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, incluidas unas 9.200 durante las últimas 24 horas, según informa Europa Press.

El Gobierno de Alemania ha señalado que su objetivo es lograr que la incidencia acumulada caiga por debajo del 50, cifra que considera como necesaria para permitir destensar el sistema sanitario y retomar las tareas de rastreo y cuarentenas localizadas.

El gobierno llama a la prudencia 

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, llamó este miércoles a no cesar en los esfuerzos en la lucha contra el coronavirus, pese a la comprensible fatiga de la población, y a ser cuidadoso en los pasos que se den en la reactivación de la vida pública. "Las últimas semanas fueron promisorias. Las cifras de contagios bajaron, la vacunación empezó y se alivió la situación en los hospitales. Pero este virus no se rinde", dijo Spahn ante el Parlamento al responder a una ronda de preguntas que recoge Efe.

Spahn opinó que la tendencia de las últimas semanas abría la posibilidad de una apertura en medio del cansancio de la población ante las restricciones, pero, a la vez, la aparición de mutaciones obliga a no bajar la guardia. "El virus no se cansa, se transforma y se hace más contagioso", dijo Spahn ante el Bundestag (la Cámara baja del Parlamento alemán).

Mostrar comentarios