Domingo, 18.08.2019 - 00:14 h
Tras el bloqueo de sus cuentas

La amenaza de un embargo 'a la cubana' se cierne sobre la Venezuela de Maduro

La ya maltrecha economía venezolana depende enormemente de las importaciones y exportaciones de EEUU por lo que una cuarentena ahogaría al país.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. /EFE
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. /EFE

En los último meses, y desde que Estados Unidos reconoció a Juan Guaidó como "presidente legítimo" de Venezuela, el Gobierno de Donald Trump ha llevado a cabo una política de sanciones a personalidades y empresas venezolanas en poder del Gobierno de Nicolás Maduro. Desde su filial petrolera en suelo estadounidense, Citgo, hasta a titulares de carteras del Ejecutivo chavista como el ministro de Industria, Tareck El Aissami, acusado de "narcotráfico". Sin embargo, esta semana EEUU ha dado un paso importante, previo a un embargo casi total de Venezuela.

La pasada semana, el presidente Trump confirmó las sospechas de la prensa estadounidense acerca de si estaba estudiando llevar a cabo "un bloqueo o una cuarentena". No ha sido hasta el pasado martes cuando el magnate ha hecho realidad sus palabras. En su búsqueda por expulsar a los chavistas del poder, Estados Unidos ha bloqueado en su totalidad los bienes, activos e intereses del Gobierno de Nicolás Maduro.

Aunque no trascendió con qué o cuántos activos cuenta el Ejecutivo de Caracas, la medida añade a Venezuela al ya denominado 'club de los cinco', integrado además por Corea del Norte, Cuba, Irán y Siria . Estos son los países contra los que EEUU mantiene este tipo de acciones mediante la congelación de sus cuentas y activos. Aunque algunos países tienen limitaciones más restrictivas que otros.

Así, la amenaza de un embargo comercial al estilo del que Estados Unidos mantiene sobre Cuba es cada vez más palpable. Desde el año 1960, el Gobierno estadounidense ha llevado a cabo una serie de medidas que limita casi en su totalidad el comercio con la isla del mar Caribe. 

Si bien el embargo empezó siendo a finales de los 50' de carácter armamentístico, a raíz de la nacionalización multitud de propiedades de estadounidenses con intereses en la isla, la alianza de Cuba con la URSS y la Crisis de los Misiles, el embargo fue tomando rasgos cada vez más restrictivos. Desde entonces se ha limado casi por completo el comercio entre los dos países: Cuba tiene prohibida la exportación a EEUU, pero no al contrario.

A esto hay que añadirle la polémica ley Helms-Burton. Bajo ella, Estados Unidos pena económicamente a las empresas que se asienten en estas propiedades. En los últimos meses, varias compañías hoteleras o de viajes han sido sancionadas por ello. El Gobierno estadounidense disuade así a los inversionistas a que se asienten en la isla.

Actualmente, Venezuela depende enormemente de sus exportaciones, sobre todo a Estados Unidos, quien es su principal cliente seguido de China y la India, y destino del 42% de sus exportaciones, que alcanzaron los 10.356 millones de euros en el año 2017, el último del que se tiene registro. De las importaciones estadounidenses, el 84% corresponden al crudo y el 9,5% a petróleo ya refinado según los datos la ONU, recogidos por The Observatory of Economic Complexity. Perder a un cliente comercial tan importante supondría la puntilla para la ya maltrecha economía venezolana.

Respecto a las importaciones, solo Estados Unidos supone el 38% del total de sus compras, algo más de 3.000 millones de euros. De esas importaciones estadounidenses, más de la mitad (56%) corresponden exclusivamente a refinados del petróleo y se traducen en unos 1.732 millones de euros.

Así las cosas, si EEUU continúa con sus intenciones de aislar al Gobierno de Maduro económicamente, la situación financiera de Venezuela será incluso peor. Entre los años 2013 y 2018, la economía del país cayó un 55,17% y la producción de petróleo supone el 96% de sus ingresos. Respecto a la producción petrolera de Venezuela, alcanza los 732.000 barriles diarios, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Sin embargo, en 1999, cuando Chávez llegó al poder, el bombeo era de casi 3 millones de barriles diarios. Ello supone una reducción de alrededor del 75% de su producción en 20 años.

Desde el año 2018, Maduro no ha cumplido con gran cantidad sus compromisos de pago, según la BBC. Es por ello que la Comisión Económica para América Latina y el Cáribe calcula que la deuda externa bruta venezolana asciende a los 125.000 millones de euros. Este mismo miércoles de madrugada el consejero de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, lanzó una serie de advertencias a la comunidad internacional en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela que se celebra en Lima.

Bolton, quien siempre se ha mostrado como un 'halcón' con Gobierno chavista de Maduro, resumió su intervención en que "o se hacen negocios con Venezuela o con Estados Unidos". Además, el consejero de Seguridad teorizó acerca de las "empresas internacionales" y sobre "si merece la pena arriesgar" sus negocios en EEUU por intereses económicos en un "gobierno ilegítimo en Venezuela".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios