Viernes, 15.12.2017 - 18:59 h

Amri, alias 'Ahmad Z.' o 'Mohamed H.', el villano que recorrió Europa sin ser cazado

Abandonó la localidad rural tunecina de Oueslatia cuando era adolescente. Después se instaló en Italia. Por robar en una escuela e intentar quemarla, estuvo preso cuatro años.

Después dio el salto a Alemania, a la que ingresó en junio de 2015. Durante los últimos tiempos utilizó nombres falsos para moverse a sus anchas por nuestro continente.

Anis Amri.

Anis Amri era hasta su muerte, la persona más buscada de toda Europa. Se trata del supuesto terrorista que habría sido el conductor o cooperante del atentado contra el mercado de Breitscheidplatz en Berlín, donde murieron 12 personas y resultaron heridas casi 50. 

Hasta ahora, a la luz de los hechos, puede asegurarse que el villano del mercadillo navideño recorrió Europa sin ser cazado, hasta arremeter contra la multitud en la capital alemana. Ya estuvo en Italia antes de ser cazado por la Policía italiana. 

Sus pasos hasta el día del ataque provocan indignación en la sociedad, a medida que se conocen sus movimientos y cómo ha burlado a la fuerzas de seguridad. El joven salió de la localidad rural de Oueslatia, Túnez, donde vivía junto a su familia, hace siete años, en el marco de una operación migratoria ilegal.

Con los suyos se instaló en Italia. Pero Amri cumplió cuatro años de prisión tras alcanzar la mayoría de edad en ese país, por participar en un caso de robo y el incendio a una escuela. Tras la condena el país trasalpino trató de deportarlo a su país natal, pero las autoridades de esa nación pusieron reparos al negar su nacionalidad, por lo que pudo continuar su periplo por Europa libremente.

Posteriormente al arresto, uno de sus primeros puntos donde se radicó fue en Lampedusa, en 2011. Después se instaló, ese mismo año, en Sicilia. Finalmente ingresó en Alemania en junio de 2015. Utilizaba diferentes nombres para moverse, tal y como ha quedado acreditado.

Trató de pedir asilo el pasado año pero le fue negado el visado correspondiente, sin poder proceder a su expulsión por carecer de la documentación necesaria, y más tarde entró en una lista de radicales islámicos, por lo que fue vigilado por las autoridades hasta septiembre de ese año, cuando se le perdió la pista, una pista recuperada tras encontrarse su documentación en el camión del atentado.

La vigilancia de Amri se estableció porque se detectó que trató de adquirir armas semi automáticas, posiblemente para cometer un atentado, manteniéndose un protocolo de seguimiento por un posible 'delito grave contra la seguridad del Estado'.

Según el semanario 'Der Spiegel', en estos últimos años Amri se habría ofrecido como terrorista suicida durante varias conversaciones telefónicas que fueron objeto de escuchas. Un permiso de residencia a nombre de Amri hallado en el interior de la cabina del camión puso a las autoridades sobre la pista de este tunecino, que estaba en el radar de las autoridades por su relación con el islamista Abú Walaa, detenido en noviembre pasado junto a otros cuatro sospechosos de reclutar para Estado Islámico.

El joven se encontraba registrado en un centro de acogida de Emmerich, Alemania, aunque durante su estancia en esa nación se ha movido por el país libremente y se sabe que también residió en Berlín y en la región de Baden Württemberg. Además hizo uso de varios alias, como Ahmad Z. o Mohamed H., y hasta se ha hecho pasar por egipcio.

Ahora en portada

Comentarios