Lunes, 22.07.2019 - 06:11 h
Ha desmentido cualquier problema de salud

Merkel achaca a una deshidratación el temblor que sufrió en un acto en Berlín

Las temperaturas en Alemania han alcanzado los 30ºC esta semana lo que ha derivado en el golpe de calor que ha sufrido la canciller alemana

La cancillera alemana, Angela Merkel
Ángela Merkel señala una deshidratación como causa más probable de su temblor / BRITTA PEDERSEN/DPA-ZENTRALBILD/ / BRITTA PEDERSEN

Las imágenes de la canciller alemana, Ángela Merkel visiblemente afectada por un agudo temblor durante el acto de recepción del presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, han suscitado las especulaciones de la opinión pública sobre su estado de salud. Hoy, durante su comparecencia  ante los medios ha asegurado que se trató de un síntoma de la deshidratación provocada por las altas temperaturas.  

Merkel ha tratado de quitar hierro al asunto, "estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua, que parece que me faltaban, ahora me siento de nuevo bien", ante las teorías desatadas sobre su estado de salud por el visible temblor de manos y piernas que sufrió mientras recibía al líder de Ucrania que se encontraba de visita oficial en Berlín. En una comparecencia conjunta que se ha desarrollado tras su encuentro en la Cancillería, Zelenski ha corroborado haber visto a la líder alemana "muy segura".

Merkel indispuesta en la recepción del presidente de Ucrania en Berlín
La canciller alemana indispuesta en un acto oficial

Las imágenes de la canciller bajo el sol, con signos de debilidad física y sujetándose repetidamente las manos para tratar de calmar el temblor durante alrededor de medio minuto mientras sonaba el himno alemán, se han convertido en objeto de comentarios en los medios alemanes. No obstante la causa a la que ha apuntado la canciller se sostiene en las elevadas temperaturas registradas en la capital alemana durante los últimos días y que han alcanzado los 30ºC (86F).

Merkel, que el próximo 17 de julio cumplirá 65 años, llegó al poder en 2005 y fue reelegida para un cuarto mandato tras las elecciones generales del pasado 2017. El pasado octubre, tras una serie de derrotas de su bloque conservador en los comicios regionales, anunció que no optará a un nuevo mandato tras la presente legislatura, que previsiblemente concluirá en 2021, y organizó su relevo como líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) tras 18 años al frente del partido.

En diciembre del año pasado fue elegida para la jefatura del partido Annegret Kramp-Karrenbauer, leal a la línea de Merkel aunque con un perfil más derechista que ésta. La retirada gradual de la canciller, precipitó los rumores de un final abrupto de la legislatura, aunque hasta ahora Merkel ha insistido, siempre que se le ha preguntado, que su propósito es agotar su mandato. Asimismo ha afirmado reiteradamente que, tras retirarse de la Cancillería, no pretenderá asumir ningún otro cargo político, ni a escala alemana o europea.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios