Viernes, 19.07.2019 - 08:38 h

Los animalistas más temidos por las autoridades de EEUU que la extrema derecha

Así lo refleja un documento reservado al que ha tenido acceso Lainformacion.com, creado por la autoridad policial de Virginia para sus unidades de investigación.

El FBI señala como principales grupos 'ecoterroristas' a las ramas estadounidenses del Animal Liberation Front (ALF), y el Earth Liberation Front (ELF).

El ecoterrorismo, nueva amenaza domestica para las fuerzas de seguridad de EEUU

La defensa de los derechos de los animales en Estados Unidos tiene un lado oscuro, tanto que las Fuerzas de Seguridad de diversos estados han señalado a sus agentes la peligrosidad de algunas facciones dentro de este movimiento.

En un documento reservado al que ha tenido acceso Lainformacion.com, creado por la autoridad policial de Virginia para sus unidades de investigación, se ubica a los grupo defensores de los derechos animales al mismo nivel de peligrosidad que los supremacistas blancos, los movimientos anarquistas o el Black Block.

Además de explicar las tácticas más eficaces para investigar, controlar y neutralizar estos grupos animalistas, en el documento se muestran los símbolos que utilizan, se explica la ideología detrás de estos grupos y se ofrecen varias páginas web de referencia.

Llama la atención que, entre los portales que se ofrecen para controlar el movimiento animalista se reseñe la del famoso grupo PETA (www.peta.org), aclarando que "no es extremista pero sirve para hacerse idea del problema".Terrorismo domestico

Hay que recordar que organismos federales de seguridad en EEUU como el Federal Bureau of Investigation (FBI) dividen la amenaza terrorista a la que se que enfrenta Estados Unidos en dos grandes categorías: nacionales e internacionales.

Para el FBI terrorismo doméstico es cualquier acto de violencia que vulnera las leyes penales de los EEUU, cometidos por individuos o grupos sin ninguna dirección extranjera, y con la intención de intimidar o coaccionar a una población civil, o influir en la política de un gobierno mediante la intimidación o coerción.

Dentro de esos parámetros, el FBI considera que en la última década se han producido cambios drásticos en la naturaleza de la amenaza terrorista doméstica.

Mientras que en la década de 1990, la extrema derecha alcanzó al terrorismo de izquierda como la amenaza terrorista más peligrosa para Estados Unidos, la situación cambió en los últimos años.

Tal y como expresó abiertamente ante el Comité Judicial del Senado John E. Lewis, que fuera Deputy Assistant Director del FBI, el extremismo que los responsables de seguridad miran con mayor preocupación en la actualidad es que representan grupos animalistas. En concreto señalan al Animal Liberation Front (ALF), y al Earth Liberation Front (ELF).

Entrando en detalles, el FBI estima que el ALF / ELF y grupos afines a los que califican de "ecoterroristas" han estado detrás de más de 1.100 actos criminales en los Estados Unidos desde 1976, causando daños valorados en aproximadamente 110 millones de dólares (Unos 102 millones de euros). 

El ALF, nacido en Gran Bretaña a mediados de la década de 1970, es un movimiento extremista poco organizado decidido a acabar con el abuso y la explotación de los animales.

La rama estadounidense del ALF comenzó sus operaciones a finales de 1970. Los individuos se convierten en miembros del ALF simplemente mediante la participación en la "acción directa" contra empresas o particulares que, en su opinión, utilizan animales para la investigación o para ganar dinero.

Ahora en Portada 

Comentarios