Martes, 18.06.2019 - 17:54 h
Tras el 'escándalo Khashoggi'

Arabia Saudí nombra por primera vez a una mujer como embajadora en EEUU

Reemplazará al príncipe Jalid Bin Salman, el hijo del rey Salman y hermano menor del príncipe heredero

La princesa Reema Bint Bandar  (Foto: Arab News)
La princesa Reema Bint Bandar (Foto: Arab News)

Arabia Saudí ha nombrado a la princesa Rima bint Bandar bin Sultan bin Abdulaziz Al Saud como su nueva embajadora en Estados Unidos, según ha informado la agencia de noticias estatal saudí, lo que la convierte en la primera mujer saudí en ocupar un puesto como embajadora. La princesa Rima fue educada en universidades estadounidenses y ha trabajado como consejera en la oficina del príncipe heredero Mohammed bin Salman. También es la actual presidenta de la Federación Saudí de Deportes.

La princesa Rima reemplazará al príncipe Jalid Bin Salman, el hijo del rey Salman y hermano menor del príncipe heredero, que asumió el puesto en 2017. Este domingo, en otro decreto, el príncipe Jalid ha asumido el rol de viceministro de Defensa, por debajo de su hermano.

Limpiar la imagen

Varios sectores alegan que la decisión de nombrar a una mujer para el cargo forma parte de una campaña por parte del régimen para mejorar su imagen a nivel internacional tras el escándalo que supuso la muerte en el consulado saudí de Estambul del periodista Jamal Khashoggi.

Khashoggi, un periodista crítico con el régimen saudí que vivía fuera del país y que escribía para el diario 'The Washington Post', fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el interior del Consulado de Arabia Saudí en Estambul, donde había acudido para hacer los trámites para poder casarse con su prometida. Tras varias declaraciones contradictorias sobre lo que le sucedió a Khashoggi, el régimen saudí reconoció que fue asesinado dentro de la legación diplomática por funcionarios que terminaron desmembrando su cuerpo.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mantiene que el asesinato de Khashoggi fue ordenado en los más altos niveles de la jerarquía saudí, aunque el régimen saudí ha negado cualquier implicación del príncipe heredero.

Los fiscales saudíes han solicitado la pena de muerte para cinco de los once sospechosos detenidos por el asesinato del periodista crítico, que provocó la condena de la comunidad internacional y que dañó gravemente la imagen reformadora del príncipe heredero saudí.

Arabia Saudí ha afrontado una intensa presión internacional por el asesinato de Khashoggi, también por parte de Estados Unidos, su principal aliado, cuyo Senado ha aprobado una resolución que culpa directamente al príncipe por el crimen.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios