Miércoles, 21.11.2018 - 11:55 h
Trump aspira a movilizar hasta 4.000 soldados

Arizona y Texas lideran el despliegue de militares en la frontera con México

En respuesta, el Senado Mexicano solicitó a su Gobierno que ponga fin a la cooperación con Estados Unidos en temas de migración y seguridad.

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, saluda antes de subir al helicóptero presidencial Marine One para dirigirse a Ohio, en Washington, Estados Unidos, el 29 de marzo de 2018. EFE/ Michael Reynolds
El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, saluda antes de subir al helicóptero presidencial, el 29 de marzo de 2018. EFE/ Michael Reynolds

Los estados de Arizona y Texas, en Estados Unidos, han anunciado que se preparan para desplegar a centenares de militares de la Guardia Nacional en la frontera entre el territorio estadounidense y México en respuesta a la llamada del presidente norteamericano, Donald Trump, de aumentar la seguridad a lo largo de la frontera.

El gobernador del estado de Arizona, Doug Ducey, ha anunciado que 150 miembros de la guardia nacional del estado serán desplegados en la frontera, sumándose a los 250 miembros de las tropas de Texas que llegarán al sur de Estados Unidos en las próximas 72 horas.

El jueves, Trump declaró que aspira a desplegar entre 2.000 y 4.000 militares en la frontera con el objetivo de luchar contra la inmigración ilegal y el tráfico de drogas. En 2006, el presidente George W. Bush ya envió 6.000 tropas durante una operación de seguridad.

El general de la Brigada de la Guardia Nacional de Texas, Tracy R. Norris, ha declarado que es "prematuro" especular acerca del coste que va a tener el despliegue de las tropas adicionales. Texas ya cuenta con unos 100 militares patrullando la frontera.

Medida contra inmigrantes

La Casa Blanca anunció el miércoles que el presidente había firmado un memorándum para enviar tropas de la Guardia Nacional en la frontera para impedir la entrada de inmigrantes.

El memorándum recoge que las "drogas ilegales, actividades peligrosas de pandillas y la inmigración ilegal" amenazan a la seguridad de Estados Unidos y "socavan el Estado de derecho".

Además, el documento señala que los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos "arriesgan sus vidas diariamente" para proteger a los estadounidenses y, por esa razón, la Administración de Trump "no tiene más remedio que actuar".

"El presidente puede asignar una misión al secretario de Defensa para apoyar las operaciones del Departamento de Seguridad Nacional para la seguridad de nuestra frontera sur, incluso solicitando el uso de la Guardia Nacional", asevera.

El documento también ha recordado que no se trata de la primera vez que se despliegan tropas estadounidenses en la frontera con México para hacer frente a los problemas migratorios.

"Durante las administraciones de los presidentes George W. Bush y Barack Obama, la Guardia Nacional apoyó los esfuerzos para asegurar nuestra frontera sur", ha recalcado. "La crisis en nuestra frontera sur una vez más exige que la Guardia Nacional ayude a asegurar nuestra frontera y proteger nuestra patria", añade.

La Administración Trump ha señalado que el despliegue de la Guardia Nacional tendrá lugar en los estados fronterizos de California, Arizona, Nuevo México y Texas, según ha informado la secretaria de Seguridad Nacional del país, Kirstjen Nielsen.

En respuesta, el Senado Mexicano solicitó a su Gobierno que ponga fin a la cooperación con Estados Unidos en temas de migración y seguridad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios