Domingo, 19.05.2019 - 23:26 h
"Contra los países de la coalición y cristianos"

El EI asume la autoría de los atentados en Sri Lanka donde murieron dos españoles

Los jóvenes gallegos María y Alberto perdieron la vida en uno de los tres hoteles atacados. Sus cuerpos tardarán días en ser repatriados.

Fotografía de los destrozos de los atentados de Sri Lanka.
Los atentados fueron perpretados por terroristas suicidas. / EFE.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría de la serie de atentados suicidas perpetrados en Sri Lanka contra iglesias y hoteles de lujo que causaron la muerte de más de 300 personas el domingo, entre ellas dos jóvenes españoles de poco más de 30 años: María y Alberto.

"Los ejecutores del ataque que tuvo como objetivo los ciudadanos de los países de la coalición y cristianos antes de ayer son combatientes del Estado Islámico", dijo en un comunicado una fuente de seguridad a la agencia Amaq, afín a los yihadistas, cuya autenticidad no pudo ser verificada.

Minutos antes se conocía que el cuerpo de los jóvenes gallegos que murieron en uno de los tres hoteles que sufrieron los ataques tardarán días en ser repatriados. Las familias, muy queridas en los municipios de Pontecesures y Rianxo, esperan ahora a que concluya todo el proceso burocrático y tomen el relevo las agencias de seguros y las funerarias.

Uno de los fallecidos, Chaves, trabajaba en una empresa dedicada a los productos congelados del mar en la India y acudió a la vecina Sri Lanka de vacaciones aprovechando una visita de su novia desde España, que también murió en el atentado.

Este martes, las autoridades de Sri Lanka elevaron a más de 300 el número de fallecidos por la sangrienta serie de atentados del Domingo de Resurrección, que atribuyen a un grupo islamista local y que ocasionaron además 500 heridos.

Los ataques comenzaron de forma simultánea con potentes explosiones en tres hoteles de lujo en Colombo y también en una iglesia de la capital, otra en Katana, en el oeste del país, y una tercera en la oriental ciudad de Batticaloa.

Las explosiones continuaron horas después con una séptima detonación en un pequeño hotel situado a una decena de kilómetros al sur de la capital, y la última en un complejo residencial en Dematagoda, también en Colombo.

Cuarenta sospechosos han sido detenidos por estos ataques, que aún no han sido reivindicados.

Ahora en Portada 

Comentarios