Jueves, 15.11.2018 - 18:48 h
El conductor ha sido detenido 

El detenido en Toronto a un agente de la policía: "¡Dispárame a la cabeza!"

El suceso ha acabado con al menos diez muertos y 15 heridos tras el atropello múltiple de una furgoneta en el centro de la ciudad.

Vista de la camioneta alquilada que ha recorrido la acera golpeando a varios peatones hoy, lunes 23 de abril de 2018, en el norte de Toronto (Canadá). La Policía de Toronto detuvo al conductor de la furgoneta que hoy arrolló a un grupo de personas en el n
Al menos nueve muertos en el atropello múltiple de una furgoneta en Toronto. / EFE 

Al menos 10 personas han muerto y otras 15 resultaron heridas este lunes en Toronto cuando una furgoneta se subió a la acera de una de las principales calles de la ciudad canadiense de Toronto y arrolló a un grupo de viandantes, informó la Policía.

Según ha informado un portavoz policial, el incidente se produjo a las 13.30 hora local (17.30 GMT) y tras el cual el conductor de la furgoneta, identificado como Alek Minassian, de 25 años, ha sido detenido. De los 15 heridos, dos están en condición crítica y otros dos se encuentran graves.

El alcalde de Toronto, John Tory, ha recomendado a los comercios situados en las cercanías del lugar donde se produjo el accidente que cierren y a la ciudadanía que evite el lugar para facilitar la investigación policial.

Por el momento se desconocen las causas 

El conductor de la furgoneta fue arrestado después de haberse dado a la fuga. Minassian, que se encuentra bajo custodia, es un estudiante de la universidad Seneca de Toronto, procedente de Richmond Hill, en Ontario, según la cadena de televisión local CBC News.

La Policía canadiense ha confirmado que aún se desconoce el motivo del ataque y ha afirmado que no tenía "nada en sus archivos" sobre el sospechoso. Además ha asegurado que Minassian no está involucrado en ningún grupo terrorista y que no presenta una amenaza mayor para la seguridad nacional.

El 'número dos' de la Policía de Toronto, Peter Yuen, ha explicado que se han movilizado "todos los recursos disponibles" para investigar el incidente y se han abierto dos líneas telefónicas, una para víctimas y familiares y otra para testigos que puedan aportar información. Yuen ha advertido que será una "larga investigación" con multitud de testigos.

El suceso se ha producido cuando los ministros de Asuntos Exteriores y Seguridad del G7 están reunidos en Toronto para tratar, entre otros temas, medidas antiterroristas y contra el extremismo yihadista.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha destacado desde Ottawa que sus pensamientos "están con todos los afectados por el terrible incidente". "Gracias a los equipos de emergencia trabajando en el lugar, estamos vigilando la situación de forma estrecha", añadió Trudeau.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, se ha negado a especular si el incidente es un atentado como los que se han vivido en varias ciudades europeas en los últimos meses pero sí señaló que el país mantiene el nivel de amenaza que existía antes del atropello masivo. 

Las autoridades mantienen así el nivel de riesgo en "medio", lo que implica que puede producirse un atentado terrorista. Este nivel está en vigor desde octubre de 2014. El ministro Goodale ha afirmado además que el Gobierno "no puede llegar a ninguna conclusión firme" con respecto al atropello.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios