Lunes, 16.09.2019 - 23:23 h
Hay más de 80.000 focos desde enero

Bolsonaro rechaza los 20 millones del G7 y pide que se usen para reforestar Europa

Onyx Lorenzoni, jefe de gabinete del presidente brasileño, acusa a Macron de "prácticas imperialistas" al ofrecer ayuda por los incendios del Amazonas

Los incendios del Amazonas ya han quemado el equivalente a 10 Doñanas
Bolsonaro rechaza los 20 millones del G7 y pide que se usen para reforestar Europa. / EFE

El Gobierno de Jair Bolsonaro ha rechazado este martes la oferta de ayuda que realizó ayer el líder francés Emmanuel Macron y que supondría 20 millones de euros extra para que Brasil y otros países sudamericanos puedan combatir los incendios que ahora mismo afectan al Amazonas.  El alto funcionario brasileño, además, ha sugerido que Emmanuel Macron debería cuidar "su hogar y sus colonias", en lugar de preocuparse por Brasil.

"Apreciamos [la oferta], pero tal vez esos recursos sean más importantes para reforestar Europa", comentaba este martes Onyx Lorenzoni, jefe de gabinete del presidente Jair Bolsonaro, en la web brasileña 'G1'. Se refiere a la oferta que los líderes de los países del G7 hicieron durante la cumbre del G7 que se ha celebrado este fin de semana en la ciudad francesa de Biarritz y auspiciada por el presidente francés, quien había puesto los incendios del Amazonas en la agenda a tratar por los líderes mundiales.

"Macron ni siquiera puede evitar un incendio previsible en una iglesia que es patrimonio de la humanidad. ¿Qué piensa enseñarle a nuestro país?", ha llegado a comentar Lorenzoni, en referencia al incendio que devastó la catedral parisina de Notre Dame en abril. "Brasil es una nación democrática y libre que nunca tuvo prácticas colonialistas e imperialistas, como quizás es el objetivo del francés Macron", ha añadido.

Crisis abierta entre Bolsonaro y Macron

En la última jornada del G7, Macron anunciaba un acuerdo de los países del G7 para dar a los países de la Amazonia una ayuda de 20 millones de euros para contribuir a la lucha contra el fuego, toda vez que "la pérdida del principal pulmón del planeta es un problema mundial". "Nadie puede decir que no le concierne", afirmaba Macron, quien decidió adoptar una posición de liderazgo en este asunto a costa de librar un pulso político con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, que incluso caía en el terreno personal en sus críticas.

La disputa diplomática entre los líderes se había intensificado más temprano ese lunes, cuando Macron condenó a Bolsonaro por lo que llamó comentarios "extraordinariamente groseros" sobre su esposa, Brigitte, después de que el presidente brasileño comentase una publicación de Facebook en la que se sugería que Brigitte Macron no era tan guapa como su propia esposa, Michelle.

"Ha hecho algunos comentarios extraordinariamente groseros sobre mi esposa", decía Macron en la conferencia de prensa en Biarritz del lunes, cuando se le preguntó acerca de las declaraciones sobre él del Gobierno brasileño. "¿Qué puedo decir? Es triste. Es triste para él en primer lugar, y para los brasileños", añadió. En este sentido, Macron señalaba que esperaba por el bien del pueblo brasileño "que pronto tendrán un presidente que se comporte de la manera correcta".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios