Está detenido

Un bombero viola a su hija y cose sus heridas con un kit de costura en Florida

Según la versión de la niña, aunque sería su padre quien le habría forzado, su madre, Keene, se encontraba presente y ayudó a limpiar la sangre de las heridas causadas.

Morgan Keene y Argelio Pupo
Morgan Keene y Argelio Pupo
Policía de Florida

Argelio Pupo, de 32 años, un bombero de Kissime violó a su propia hija de 7 años para "enseñarle a tener un bebé". Según relata la pequeña, su madre, Morgan Keene, de 27 años de edad, también se encontraba presente. Los dos fueron detenidos el pasado 13 de noviembre y están en prisión sin fianza. Por si no fuera poco, después cerraron sus heridas con un kit de costura y sin anestesia.

Unos días antes, un vecino de la pareja, alertó a la Policía por un altercado en la vivienda. Según un medio local, el vecino mostró a los agentes un vídeo en el que la niña, llorando y escondida bajo una mesa, relataba que le habían forzado a practicar "actos sexuales que ella no quería hacer". Según la investigación, la pequeña de 7 años podría haber sido agredida en varias ocasiones entre el 1 de mayo y el 12 de noviembre para "enseñarle cómo tener un bebé", según indicó la victima. 

Según la versión de la niña, aunque sería Pupo quien le habría forzado, su madre, Keene, se encontraba presente y ayudó a limpiarle la sangre antes de mandar a la niña a darse un baño e irse a la cama. Además, la madre también la llevó al supermercado y para comprar un kit de costura. Al llegar a casa, procedieron a coserle las heridas, sin preocuparse por el sufrimiento de la menor, sin anestesia de ningún tipo.

La madre de la pequeña confesó que nunca había estado presente en los abusos y informó a la Policía de que ella también sufría "abuso físico y mental" por parte del padre. Relata que, mientras se encuentra embarazada, el hombre golpeó con una bolsa de hielos tras una discusión por las redes sociales, lo que le provocó la pérdida parcial de la visión.

Mostrar comentarios