Miércoles, 11.12.2019 - 01:58 h
De cara al 12 de diciembre

Así es la campaña antiBrexit de un millón que busca 'comprar' 60 escaños clave

La iniciativa de People's Vote pretende potenciar a todos los diputados partidarios de un segundo referéndum, independientemente de su partido.

Barra de un bar en Londres con las dos opciones del referéndum Brexit. /Efe
Barra de un bar en Londres con las dos opciones del referéndum Brexit. /Efe

Un 51,9% de los británicos decidió en 2016 que Reino Unido saliese de la Unión Europea. Esta es una de las escasísimas certezas que arroja el Brexit porque, desde hace más de tres años, el proceso de divorcio se ha llevado por delante a dos primeros ministros -Theresa May y Boris Johnson, que tendrá que ser reelegido en las urnas para poder sacar adelante su plan- y ha dividido aún más a una sociedad que tomó una decisión histórica por un margen estrechísimo. Por eso, y ante la agresiva campaña proBrexit de 2016 plagada de 'fake news' y que influyó decisivamente en el resultado, el bloque antiBrexit ha decidido lanzar una ofensiva para retirar de la mesa la amenaza de una salida sin acuerdo de la UE. Y para ello se gastará nada menos que un millón de libras solo esta semana.

La iniciativa, impulsada por People's Vote, pretende potenciar a todos aquellos diputados partidarios de un segundo referéndum... independientemente de su partido, tal y como explica 'The Guardian'. La razón es que la postura de cada político en Reino Unido suele estar influida por su partido, pero hay de todo: laboristas que quieren una salida ordenada de la UE, 'tories' que defienden el derecho a una segunda consulta... De hecho, a estas alturas People's Vote debate internamente sobre si debería apoyar directamente al Partido Laborista, el único con posibilidades de gobernar que ha planteado la posibilidad de celebrar otro referéndum.

En este sentido, el Brexit ha dividido incluso a People's Vote, el principal grupo antiBrexit del país: más de la mitad del personal de la campaña contra la salida de la UE sigue en huelga después de que su presidente, Roland Rudd, despidiese a su director ejecutivo, James McGrory, y a su director de comunicaciones, Tom Baldwin, por diferencias a la hora de concebir la estrategia de la asociación. Eso sí, la campaña continúa con su intento de influir en las elecciones al respaldar a docenas de parlamentarios a favor de la permanencia en la UE. Y es que, a pesar de los problemas internos, People's Vote asegura haber recibido 200.000 en donaciones solo durante este fin de semana.

El sistema electoral británico: un representante por distrito

Aunque People's Vote ya ha anunciado que el primer destinatario de su campaña será el exfiscal general de Reino Unido, Dominic Grieve, lo cierto es que aún no ha anunciado a quién más apoyará en las elecciones del próximo 12 de diciembre. El caso de Grieve es particular, ya que se presenta como independiente en su distrito electoral de Beaconsfield tras haber sido expulsado por Boris Johnson del Partido Conservador por su postura contraria al Brexit. Sin embargo, para el resto es más complejo, debido al sistema electoral británico.

Al contrario que en España, donde se utiliza la Ley D'Hondt para dar representación a más de un partido en cada circunscripción electoral, en Reino Unido solo se elige un representante por distrito, por lo que People's Vote deberá decidir en cada caso a quién apoya en función no solo de sus postura respecto a un segundo referéndum, sino también de las opciones reales que tenga de resultar elegido. Por ejemplo, si en un distrito se presenta un candidato que apoya fervientemente una segunda consulta pero que no tiene opciones de ser elegido, tiene más sentido para la agrupación hacer campaña por otro de los candidatos con opciones, aunque se hayan mostrado más ambiguos al respecto. Las recomendaciones tácticas oficiales de votación de la campaña también se publicarán esta semana.

Por eso, y ante la diversidad de voto dentro del Partido Laborista -que en la última asamblea anual celebrada en septiembre acordó simplemente que la estrategia de partido consistirá en oponerse a un Brexit 'duro', pero dejando para más adelante una postura definida respecto a un segundo referéndum-, la campaña antiBrexit no pasa necesariamente por apoyar a candidatos laboristas. De hecho, la opción que más gana peso en estos momentos es la de una "alianza permanente" con los liberal-demócratas en ciertos distritos, tal y como señala Jo Swinson, líder del Partido Liberal Demócrata.

En este sentido, solicita que continúen las conversaciones para garantizar un gran pacto entre los candidatos liberal-demócratas y laboristas que asegure que la opción de un segundo referéndum se imponga en el mayor número de distritos posibles. Swinson calcula que es posible llegar hasta los 60. Y, aunque esta opción aún está en el aire, lo cierto es que, por ejemplo, los liberal-demócratas ya han anunciado que no se presentarán en el distrito de Beaconsfield para no perjudicar las opciones de Grieve, a pesar de su pasado 'tory', de lograr un escaño a favor de un segundo referéndum.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING