En Amberes

Una plaga de cangrejos mutantes invade un cementerio en Bélgica

Aunque pueda parecer un hecho insólito, hablamos de una especie potencialmente invasora, ya que solo necesita un individuo para establecer una nueva población.

Plaga cangrejos mutantes
Una plaga de cangrejos mutantes invade un cementerio en Bélgica
Canva

El cementerio de la ciudad belga de Amberes, Schoonselhof, ha sido invadido por cientos de cangrejos mutantes. Aunque pueda parecer un hecho insólito, hablamos de una especie potencialmente invasora, ya que solo necesita un individuo para establecer una nueva población: las hembras son capaces de mutar y autoclonarse. 

El cangrejo de río jaspeado ( 'Procambarus virginalis' ) es una criatura que no existe en la naturaleza, pero se cree que fue creada experimentalmente por comerciantes de mascotas en Alemania en la década de 1990. 

Según detalla Brussels Times, las características reproductivas de esta especie, es lo que parece haber sucedido en Amberes. "Al parecer, alguien tenía el animal en su acuario y luego lo dejó libre en un canal", dijo Kevin Scheers al medio local. "Es imposible reunirlos a todos. Es como intentar vaciar el océano con un dedal". 

"A menudo, la gente se cansa de sus animales o la población de cangrejos de río se está volviendo demasiado grande en casa", dijo Scheers. "Debe parecer una buena idea dejar a los animales sueltos en la naturaleza".

"El cangrejo de río jaspeado mide unos 10 cm y se arrastra tanto en el agua como en tierra durante la noche", explica Scheers. "Así es como se mueven a otros canales y piscinas". Por el momento, no hay manera de deshacerse de esta población. En España se utilizó veneno, pero eso es algo que está prohibido en Bélgica, apunta Scheers. 

Mostrar comentarios