Lunes, 11.12.2017 - 10:24 h

Estas son las caras y los discursos de la utraderecha europea

  • La economía, el desprestigio de los partidos tradicionales y ahora la llegada masiva de refugiados y el miedo a que su llegada influya negativamente, las causas del ascenso de estas formaciones. 

  • Marie Le Pen, Norbert Hober o Frauke Petry son algunos de los principales representantes de esta corriente política. 

Estas son las caras y los discursos de la utraderecha europea

La crisis económica así como el rechazo a la inmigración y a las políticas europeístas son el motor de las formaciones de ultra derecha en Europa que amenazan con poner en marcha un choque de civilizaciones. Los últimos atentados de París,  Bruselas y Berlín son el último de los ingredientes de este cóctel molotov que podría catapultar al Viejo Continente hacia otra nueva crisis política.

No es un concepto nuevo. Los movimientos xenófobos ultras son habituales en Europa, pero estos movimientos se alimentan de la crisis puntuales o los conflictos para alimentar su discurso. Y, ahora, los atentado yihadistas, perpetrados por terroristas y no por musulmanes, son el nuevo aliento de estos preocupantes movimientos.

Desde 2008, asistimos al espeluznante ascenso de estas formaciones en los países europeos, casi sin excepción. A continuación, repasamos los grupos que están detrás del crecimiento de la ultraderecha europea.Alemania: Frauke Petry

En los últimos años, Alemania ha asistido al crecimiento del fenómeno Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente). Fundando en Dresde en 2014, se ha extendido ya a varias ciudades alemanas y otras localidades europeas se han hecho eco de sus protestas, como Dublín y Praga.

En el país germano el apoyo a estos movimientos se ha traducido en el aumento de votantes de la formación Alternativa por Alemania que recibió la protesta contra el partido de Angela Merkel y sus políticas de puertas abiertas respecto a los refugiados.

Este partido, fundado en 2013 como movimiento liberal y euroescéptico, es populista de tintes xenófobos que triunfó en las regionales de marzo de este año con un discurso en el que sus dirigentes incluso piden que se haga uso de armas de fuego en la frontera contra la gente que intenta entrar en el país.

Su líder, Frauke Petry, es química y está casada con un pastor evangélico con el que tiene cuatro hijos. Cree que el islam constituye una amenaza a las raíces judeocristianas que forman parte de la tradición alemana. “Es posible la convivencia, pero solo cuando las reglas están claras y esas reglas son las nuestras”, ha dicho.Francia: Marie Le Pen

Otro de los espectaculares ascensos de la ultraderecha es el protagonizado por el Frente Nacional en Francia, otro país atacado por los yihadistas de Estado Islámico. Empezó su meteórico ascenso en 2014, en las elecciones europeas. En aquel momento, la crisis económica y el desempleo estaban detrás del aumento de esta formación que también ha canalizado el rechazo a la inmigración y a los islamistas de los franceses que sufrieron a finales de noviembre de 2015 el atentado contra la revista Charlie Hebdo.

El partido fue fundado en 1972 por Jean-Marie Le Pen, quien fue expulsado en 2015 de la formación por su propia hija después de que este indicara que las cámaras de gas de los campos de concentración nazi no fueron más que "un detalle" de la historia.

No está en contra de los musulmanes sino contra la "islamización". Además condiera que la Unión Europea "es un fracaso absoluto", y la "introducción del euro, un error grande con consecuencias graves".

Por otro lado, Le Pen ha articulado un mensaje que incide sobre la “defensa de la nación, del pueblo, de la democracia”, en hacer una política de “sentido común”, lo que los lleva a definirse a sí mismos como “eurorrealistas”.Austria: Norbert Hofer

El Partido Liberal de Austria (FPÖ) , ultranacionalista y anti-inmigración, experimenta un fuerte crecimiento desde 2008, cuando la crisis económica golpeaba fuertemente al Viejo Continente. La formación logró un muy buen resultado en las legislativas de 2013, año en el que se coronó como la tercera fuerza del país.

Además, tras la apabullante victoria del candidato de ultraderecha en la primera vuelta de las presidenciales en el país, se verá las caras con el ecologista Alexander Van der Bellen, el 22 de mayo.

Nobert Hofer, de 48 años, compagina un agresivo discurso euroescéptico, antisemita y en contra de la inmigración con una actitud más típicamente de izquierdas en lo relativo a políticas sociales.Hungría: Gábor Vona

La formación ultraderechista Jobbik, que abogó en el pasado por crear campos de internamiento para la población gitana, es considerado un partido de extrema derecha con claros tintes fascistas como refleja la organización, simbología y vestimenta de su organización paramilitar denominada "Guardia Húngara" (en húngaro: Magyar Gárda). Se define a sí mismo como un partido radical, conservador, cristiano y patriota, cuyo objetivo es la defensa de los valores e intereses húngaros dentro de sus fronteras.

Además, el partido dirigido por Gábor Vona, de 36 años, se presenta como un partido libre de corrupción, que por su corta vida no puede ser responsable de la mala situación económica del país.

El líder asegura que Hungría debería celebrar un referéndum sobre su permanencia dentro de la Unión Europea.Grecia: Nikolaos Mijaloliakos

El partido ultranacionalista griego Amanecer Dorado es una de las fuerzas que ha irrumpido en Europa con mayor fuerza. Su principal líder Nikolaos Mijaloliakos tiene una esvástica tatuada y una buena parte de los miembros del partido están en prisión acusados de formar parte de unas organización criminal.

Tienen una base ideológica ultranacionalista, xenófoba, nativista, racista, irredentista y autoritaria muy clara. Según una investigación de Kapa Research, la mayoría de sus votantes son parados, empresarios y trabajadores del sector privado, hombres en su mayoría.

Los jóvenes, sobre todo entre 24 y 29 años, están más dispuestos a apoyar Amanecer Dorado que los mayores de 54 años.Italia: Gianluca Iannone

La extrema derecha italiana está compuesta por diferentes organizaciones que comparten tres ideas: euroescepticismo, salida de la moneda única y rechazo a la inmigración. Las formaciones más representativas son Casa Pound y Fuerza Nueva.

La primera nace en Roma en 2003, es de carácter anticlerical y su líder es Gianluca Iannone. Por su parte, Fuerza Nueva se encuentra más a la extrema derecha. Es un partido nacionalista y neofascista fundado por Roberto Fiore en 1997 y es acusado a menudo de xenofobia y homofobia, habiendo realizado campañas contra la homosexualidad.Dinamarca: Kristian Thulesen Dahl

El Partido Popular Danés (PPD), fundado en 1995, fuue la segunda fuerza política en las generales del año pasado. Han conseguido que Dinamarca tenga una de las legislaciones más restrictivas, con respecto a la emigración, de toda la Unión Europea

Piden controles en la frontera con Alemania y la celebración de un referéndum sobre la permanencia en el bloque comunitario. Su fundadora, Pia Kjærsgaard, pasó el testigo en 2012 a su actual líder, Kristian Thulesen Dahl, padre de tres hijos, que le ha dado a la formación un tono más moderado.Suecia: Björn Söder

Los Demócratas Suecos, de origen neonazi, es la tercera fuerza política del país. Su líder, Björn Söder, ha dicho que el crecimiento del islam como "la mayor amenaza exterior desde la Segunda Guerra Mundial".

La formación se define como nacionalista, social conservadora y euroescéptica, plantea no adherirse al euro y renegociar su tratado de adhesión con la Unión Europea. Casi todo su programa gira en torno a la inmigración.

Su lema es “Seguridad y Tradición” (’Trygghet och Tradition’), por lo que se opone a que el Estado financie actividades que no sean tradicionales suecas.Croacia: Zeljko Reiner

El Gobierno croata actual es una coalición integrada por los partidos políticos HDZ (Unión Democrática Croata), de centro derecha; HSP (Partido Croata de los Derechos), de derechas con una plataforma etnocéntrica, y HCSP (Partido Croata de los Derechos puro), de extrema derecha.  

Desde que llegaron al poder, se han profanado monumentos a las víctimas del Holocausto y del genocidio y no se castiga a quienes utilizan el saludo ustasha "Za dom spremni" (Listos por la patria).

La primera propuesta lanzada por su líder Zeljko Reiner fue que la Cámara recuperara el nombre de "Drzavni Sabor", tal y como se llamaba durante el régimen ustasha.

Ahora en portada

Comentarios