Miércoles, 11.12.2019 - 18:24 h
Le bastaría conseguir un socio

La carrera contrarreloj en Portugal para designar como primer ministro a Costa

El presidente Rebelo de Sousa se ha reunido con los partidos para constatar que Costa puede ser propuesto primer ministro a la mayor brevedad.

Antonio Costa durante uno de sus últimos actos de campaña. /EFE
Antonio Costa durante uno de sus últimos actos de campaña. /EFE

Portugal vive este martes una jornada maratoniana en el proceso para formar un nuevo gobierno, con reuniones del presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, con cada uno de los partidos para constatar que, como es previsible, el socialista António Costa puede ser propuesto como primer ministro a la mayor brevedad.

El presidente comenzó con los partidos minoritarios el turno de reuniones con los líderes de las diez formaciones que consiguieron asiento parlamentario en las elecciones del pasado día 6, un trámite constitucional previo a la designación del candidato a la jefatura del Gobierno.

Tras concluir la ronda de contactos, Rebelo propondrá para el cargo a Costa, cuyo Partido Socialista (PS) se impuso por una holgada ventaja en los comicios del domingo, aunque no alcanzó la mayoría absoluta.

El PS obtuvo 106 diputados, 10 por debajo de la mayoría absoluta, aunque podría conseguir algún asiento más cuando se anuncien los cuatro escaños que corresponden al voto del extranjero, que todavía no se ha terminado de contabilizar.

Sea cual sea su resultado final, al PS le bastaría pactar sólo con uno de sus socios de la pasada legislatura para conseguir la aprobación del Parlamento, en una sesión todavía sin fecha confirmada que se celebrará, previsiblemente, a finales de mes.

Sus socios en la anterior legislatura - el Bloco de Esquerda y el Partido Comunista- tienen ahora diferentes posturas. Catarina Martins, líder del Bloco, tendió la mano a Costa en la noche electoral y se mostró disponible para buscar "una solución de estabilidad" para la legislatura o negociar "año a año" cada presupuesto. El comunista Jerónimo de Sousa, por el contrario, se inclinó por negociar "caso a caso" y no repetir un acuerdo para toda la legislatura. Los tres partidos que se estrenan en la Cámara, el izquierdista Livre, Iniciativa Liberal y el ultraderechista Chega, ya han manifestado sus posiciones al presidente de la República.

También se reunió con Rebelo de Sousa el PAN (Personas, Animales y Naturaleza), que pasó de uno a cuatro diputados y es uno de los posibles socios que ya apuntó Costa la noche electoral cuando habló de buscar consensos. El portavoz del PAN, André Silva, señaló que el partido "no está, en principio, disponible para establecer coaliciones y acuerdos de legislatura", aunque eso no impide que mantengan una actitud "constructiva" y de "diálogo" con los socialistas.

Rebelo de Sousa tiene previsto cerrar su ronda de consultas este mismo martes y, "si hay tiempo", designar esta noche a su candidato a primer ministro. Esta urgencia en acelerar el proceso se debe, según el jefe del Estado, a la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea, programada para el 31 de octubre.

La designación de Costa es tan clara que el socialista no ha esperado a que el presidente comunique su decisión de forma oficial y prepara reuniones con todas las formaciones de izquierda en busca de posibles alianzas. Una vez que Costa sea designado oficialmente por Rebelo de Sousa, deberá negociar apoyos, conformar su gabinete y presentar su programa de Gobierno ante la Asamblea de la República, donde se someterá a votación.

El calendario todavía no está definido, ya que para es necesario que, previamente, se terminen de contabilizar los votos de los residentes en el extranjero y se publiquen los resultados electorales en el Diario de la República.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING