Viernes, 15.11.2019 - 23:03 h
Tras el 'Ucraniagate'

La Casa Blanca restringió el acceso a las llamadas a Putin y al príncipe saudí

Los asesores del presidente Trump se han esforzado en que la transcripción de las conversaciones no se hagan públicas ni la vean agentes del Gobierno.

Trump se despide de la prensa después de una declaraciones. / EP
Trump se despide de la prensa después de una declaraciones. / EP

El escándalo del 'Ucraniagate' deja caer con cuentagotas nuevas actuaciones cuestionables del Gobierno de Estados Unidos. En esta ocasión, según la CNN, la Casa Blanca restringió el acceso a las transcripciones de llamadas telefónicas mantenidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con el mandatario ruso, Vladimir Putin, y con dirigentes saudíes como el príncipe heredero, el responsable de la muerte del periodista Jamal Khashoggi.

Las llamadas telefónicas, con líderes con los que Trump mantiene unas complejas relaciones, forman parte del grupo de conversaciones presidenciales que los asesores de Trump se han esforzado en evitar que puedan hacerse públicas. No ha sido el caso de la transcripción de la llamada al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que ha acabado derivando el inicio del procedimiento para activar un proceso de destitución parlamentaria (impeachment).

En el caso de la llamada de Trump al príncipe heredero saudí, responsables gubernamentales que normalmente habrían tenido acceso a una transcripción de la conversación nunca llegaron a poder consultarla, según un responsable del Ejecutivo estadounidense consultado por la CNN. De hecho, la transcripción de la llamada nunca se facilitó en los círculos gubernamentales, algo que es poco habitual al tratarse de una llamada de alto perfil.

La conversación telefónica, que, según este responsable, no abordó temas secretos por motivos de seguridad nacional, se realizó en un momento en el que la Casa Blanca estaban afrontando la polémica por el asesinato del periodista saudí Jamal Jashogi en el consulado saudí en Estambul. Muerte en la que los jefes de la Inteligencia estadounidense apuntaron la responsabilidad del príncipe heredero.

En el caso de los contactos con Putin, el acceso a la transcripción de llamadas también se restringió, según un antiguo responsable gubernamental norteamericano. No está claro si las autoridades estadounidenses optaron por colocar los archivos de las llamadas con autoridades de Rusia y Arabia Saudí en el mismo servidor informático en el que se guardó la transcripción de la polémica llamada a Zelenski, aunque responsables gubernamentales han confirmado que se han almacenado en ese servidor otras llamadas además de la del mandatario ucraniano.

Según la CNN, los intentos del Gobierno por ocultar la información sobre las llamadas de Trump al príncipe heredero saudí y a Putin ilustran los intentos de los asesores del presidente de Estados Unidos para limitar el acceso a conversaciones con líderes de otros países.

Las fuentes consultadas por la cadena de televisión estadounidense han dicho que la práctica de ocultar información sobre las llamadas internacionales de Trump comenzó hace más de un año después de que se filtraran a la prensa detalles de conversaciones del presidente estadounidense con los líderes de México y de Australia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios