Martes, 11.12.2018 - 19:35 h
Los 'chalecos amarillos' ponen en jaque París

Macron visita el Arco del Triunfo tras las violentas protestas que dejan 133 heridos

Ha sido el tercer fin de semana consecutivo de actos vandálicos en protesta por la subida de los precios de los carburantes en Francia.

Macron visita el Arco del Triunfo de París tras las protestas del sábado
Macron visita el Arco del Triunfo de París tras las protestas del sábado / EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha visitado en la mañana de este domingo el Arco del Triunfo de París nada más regresar de la cumbre del G-20 de Argentina para examinar de primera mano los daños causados por los disturbios del sábado, los más violentos de hace una década en la capital francesa. Los 'chalecos amarillos' pusieron en jaque la ciudad con incidentes que obligaron a las Fuerzas de Seguridad a tener que actuar con contundencia para aplacar el caos.

Al tiempo que Macron visitaba el interior del monumento, epicentro de los disturbios durante una nueva manifestación del movimiento de protesta de los estos 'chalecos amarillos', un nuevo balance policial ha elevado la cifra de heridos a 133, y los detenidos a 412, de los cuales 378 siguen todavía en dependencias policiales, informa Europa Press.

El interior del Arco del Triunfo ha recibido daños de consideración por actos vandálicos, según explicó el director del Centro de Monumentos Nacionales de Francia, Philippe Bélaval y se suma a otros lugares de la capital afectados por los enfrentamientos, como las galerías comerciales Lafayette y varios negocios.

Tras visitar el Arco del Triunfo, Macron ha mantenido una reunión de emergencia con el primer ministro, Édouard Phillipe, y el ministro del Interior, Christophe Castaner, para evaluar estos disturbios y la manera de iniciar un diálogo con un movimiento de protesta que, hasta el momento, no tiene una estructura o liderazgo real, y que tiene como objetivo principal la eliminación del impuesto añadido a los carburantes, parte del plan de eficiencia energética impulsado desde el Gobierno francés.

En un caso extremo, Macron podría ordenar la declaración del estado de emergencia si persisten los disturbios, según ha declarado este domingo el portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux. "Tenemos que pensar en las medidas que se pueden tomar para que estos incidentes no vuelvan a suceder", dijo Griveaux a la radio Europe 1.

57 heridos en Toulouse, 48 policías

Además de los disturbios en París, al menos 57 personas, incluidos 48 policías, resultaron heridas durante la manifestación de "chalecos amarillos" en Toulouse, según han confirmado fuentes policiales a 'Le Figaro' que ha recogido Europa Press. Cinco de estos agentes tuvieron que ser hospitalizados. "Más de 100 manifestantes participaron en choques con los agentes del orden, que actuaron con gran profesionalidad", comunicó la prefectura.

Asimismo, un conductor ha fallecido en la noche del sábado al domingo en Arles, en el sur de Francia, tras una colisión durante un corte de carretera por las protestas y se convierte así en la tercera víctima mortal consecuencia de las protestas por la subida de los carburantes, que han puesto temporalmente en jaque al Gobierno francés.

El incidente ha ocurrido en torno a las 2:00 horas de esta madrugada en una carretera cercana a Arlés, en el departamento de Bocas del Ródano, cuando un vehículo ha chocado contra la parte trasera de un camión y de inmediato ha sido golpeado por detrás por otro coche.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios