Miércoles, 12.12.2018 - 21:05 h
Política arancelaria

China alerta de que la guerra comercial "dará un golpe al crecimiento mundial"

Pekín cita informes y datos de organismos como el FMI, que prevé una reducción del 0,5% en el comercio mundial para 2020.  

China 'abraza' el capital y reduce los aranceles en bienes de consumo
Una mujer trabaja en una fábrica china

China se mantiene firme e insiste en las malas consecuencias que traerá el proteccionismo de Donald Trump para el comercio internacional, arrastrando "la economía mundial a una zona de peligro". Además de contra atacar anunciando restricciones a productos estadounidenses, el gigante asiático alerta de que "debilitará la confianza" y supondrá un revés para el crecimiento de la economía global

"La guerra comercial dará un golpe al crecimiento mundial", ha afirmado Hua Chunying, una portavoz del Ministerio chino de Exteriores, que ha citado cifras y advertencias hechas públicas en las últimas semanas por organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según las cuales el conflicto afectará negativamente al comercio y al crecimiento internacionales.

El FMI estima que en dos años, de cara a 2020, el crecimiento mundial se reducirá en un 0,5%, lo que supondrá pérdidas de 430 mil millones de dólares, algo más de 370 mil millones de euros. Y apunta que la escalada de las tensiones tendrá efectos muy negativos en todas las economías pero que hacen "especialmente vulnerable" a la estadounidense, al verse convertida en "foco de las represalias" del resto de países. 

Más allá de la amenaza inmediata de fuertes reducciones en los intercambios comerciales, el FMI advierte de que las medidas proteccionistas podrían obstaculizar la inversión empresarial, interrumpir las cadenas de suministro, frenar la innovación en tecnologías que aumentan la productividad y elevar el precio general de los bienes de consumo. 

Washington anunció la semana pasada que estudia imponer aranceles a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares, que se sumarían a los impuestos aprobados previamente por valor de 34.000 millones. Como contra ataque, China ya ha anunciado medidas similares para gravar productos estadounidenses, además de haber registrado una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). 

La Unión Europea, donde el grueso de intercambios se realiza dentro de las fronteras comunes, no sufrirá tanto los efectos de la política arancelaria. Sin embargo, durante su visita a Europa, el presidente estadounidense ya señaló a la Unión Europea como uno de sus mayores "enemigos" en lo relativo al comercio. 

Ahora en Portada 

Comentarios