Martes, 26.03.2019 - 22:47 h
No ha pasado la censura china

'Christopher Robin', la última película de Winnie the Pooh, prohibida en China

Winnie the Pooh se ha convertido en símbolo de la disidencia política por los memes que comparan al animal con el presidente chino, Xi Jinping.

Christopher Robin
Fotograma de la película 'Christopher Robin, un reencuentro inolvidable' con Ewan McGregor / Disney

El personaje de Winnie the Pooh se ha convertido en un símbolo de la resistencia contra el líder del Partido Comunista y presidente del país, Xi Jinping.

Todo comenzó en 2013 cuando el presidente chino visitó EEUU y una imagen de Xi Jinping caminando junto, al entonces presidente estadounidense, Barack Obama se comparaba con otra de Winnie the Pooh caminando junto a su amigo Tigger en posiciones ciertamente similares.

Winnie the Pooh y Xi Jinping
Barack Obama y Xi Jinping junto a Winnie the Pooh y su amigo Tigger / Twitter

Los memes volvieron en 2014, en un encuentro del presidente chino con  el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, quien asumió el papel del burro pesimista y lúgubre Eeyore.

Fue entonces cunado los censores chinos comenzaron a borrar todas las imágenes en las que que se burlaban de Xi comparándolo con Winnie the Pooh,  incluso se bloqueó la web de HBO después de que el humorista estadounidense John Oliver se burlara repetidamente de la aparente sensibilidad del presidente chino por las comparaciones de su figura con la de Winnie.

Pero no consiguieron acabar con los memes. En 2015, llegó una nueva comparación entre Xi y Winnie durante un desfile militar que convirtió en la imagen más censurada de ese año. Global Risk Insights publicaba entonces que el gobierno chino veía el meme como "un esfuerzo serio para socavar la dignidad de la oficina presidencial y el propio Xi".

Xi Jinping
El presidente Jinping en un desfile militar comparado con el coche de juguete de Winnie the Pooh / Getty Images

"Los regímenes autoritarios a menudo son delicados, pero la reacción es confusa ya que el gobierno efectivamente está aplastando una posible campaña de imagen pública positiva y orgánica para Xi", decía el informe en ese momento. "La reacción de Pekín es doblemente extraña dado el hecho de que Xi ha realizado esfuerzos sustanciales para crear un culto a su persona que lo muestra como un gobernante benévolo".

Así, Winnie the Pooh se ha convertido en uno de los objetivos más frecuentes de la censura del gobierno chino. Un estudio realizado por la Universidad de Hong Kong en 2015 mostró que Pooh era una de las imágenes censuradas con mayor frecuencia en las redes sociales chinas.

Es por todo esto que los censores chinos han prohibido estrenar en el país asiático la última película de Disney, "Christopher Robin, un reencuentro inolvidable", inspirada en los libros de Alan Alexander Milne, adaptada ahora en acción real con Ewan McGregor como Christopher Robin, según ha publicado el Hollywood Reporter.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios