Martes, 18.02.2020 - 11:16 h
Ya se han disculpado públicamente 

La grabación de comentarios machistas de diputados en un bar sacude Islandia

Entre ellos figuran el ex primer ministro Sigmundur Davíð Gunnlaugsson y Gunnar Bragi Sveinsson, titular de Exteriores en su gobierno.

Los seis diputados implicados en un montaje del diario DV
Los seis diputados implicados en un montaje del diario DV

En la línea del escándalo por las grabaciones a la ministra de Justicia, Dolores Delgado junto al exmagistrado Baltasar Garzón y el excomisario Villarejo, el problema de las conversaciones privadas filtradas a la prensa ha sacudido esta vez a la sociedad de Islandia.

El país vive inmerso en el debate en los dos últimos días por un escándalo provocado por la difusión de una conversación privada en un bar de seis diputados en las que hacen comentarios machistas sobre otras parlamentarias. Los seis diputados, entre ellos una mujer, son de los opositores Partido Centrista y Partido del Pueblo y entre ellos figuran el ex primer ministro Sigmundur Davíð Gunnlaugsson y Gunnar Bragi Sveinsson, titular de Exteriores en su gobierno (2013-16), que anoche anunció que se toma una baja para tratar el tema con su familia.

En la conversación, que se desarrolló el 20 de noviembre y difunden los diarios 'Stundin' y 'DV', Sveinsson se burla de la campaña de denuncias de abusos #MeToo y bromea con que la diputada socialdemócrata Albertína Friðbjörg Elíasdóttir intentó violarlo, mientras otro se muestra enfadado por no haberse acostado con una parlamentaria.

De una diputada conservadora sus compañeros en la Cámara consideran que no ganará las primarias porque no está "tan buena" como el año anterior, en una charla en la que hacen una clasificación de las parlamentarias por su atractivo físico.

Y cuando se refieren a la diputada Freyja Haraldsdóttir, en silla de ruedas por padecer una dolencia congénita que le debilita los huesos y apenas le permite mover brazos y manos, uno de ellos imita el sonido de una foca.

Modelo de igualdad

La difusión de los audios ha provocado críticas generalizadas de políticos y distintas asociaciones en Islandia, un país que encabeza los índices de igualdad de género. La primera ministra islandesa, Katrín Jakobsdóttir, se mostró apenada por el incidente, que será discutido en el Parlamento.

Grupos de ciudadanos han organizado una concentración delante de la Cámara para reclamar la dimisión de los diputados involucrados, que ya se han disculpado públicamente, aunque varios han asegurado que algunos comentarios fueron sacados de contexto.

La concentración de protesta coincide con los actos de celebración del centenario de la firma del Acta de Unión entre Islandia y Dinamarca, que sentó las bases para la independencia definitiva de la isla tres décadas más tarde.

En una entrevista difundida por el diario DV, la persona que grabó la conversación asegura, bajo anonimato, que lo hizo porque se encontraba en el mismo bar de Reikiavik y se quedó sorprendida por el tono, de ahí que decidiera enviar los audios a los medios. Sigmundur Davíð Gunnlaugsson es una de las figuras más controvertidas de la política islandesa y tuvo que dimitir de su cargo en 2016 al revelarse su vinculación con los papeles de Panamá.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING