Un ministro irlandés ha dimitido por la misma razón

Polémica con el comisario de Comercio tras ir a una cena sin medidas anti Covid

Phil Hogan asistió en Irlanda a un evento en un club de golf con más de ochenta personas violando las directrices sanitarias del país.

Phil Hogan, comisario europeo de Comercio
Phil Hogan, comisario europeo de Comercio
Europa Press

El comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, se ha convertido estos días en centro de una polémica por haber asistido en Irlanda a una cena en un club de golf con más de ochenta personas, e incumplir así las reglas de seguridad contra la COVID-19.

El Ejecutivo de coalición de la República de Irlanda -formado por el primer ministro, Micheal Martin (del Fianna Fáil), y su "número dos", Leo Varadkar (de Fine Gael)- continúa la presión sobre Hogan después de que saliera a la luz su asistencia a la controvertida cena, durante su estancia en Irlanda entre el 31 de julio y el 21 de agosto, e incluso la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha pedido explicaciones al comisario.

"Está claro que hubo una violación de las directrices sanitarias por parte del comisario Phil Hogan desde que él viajó a Irlanda", señala una breve nota del Gobierno irlandés difundida anoche. Según los medios irlandeses, el Gobierno considera que la decisión sobre el futuro de Hogan está en manos de la presidenta de la Comisión, Von der Leyen, y que el Taoiseach (primer ministro) no ha hablado con ella directamente.

En un memorando enviado ayer a Von der Leyen, Hogan detalló sus movimientos durante sus vacaciones en Irlanda y afirmó haber cumplido "con las regulaciones de salud pública en Irlanda".

Sobre la controvertida cena, organizada el pasado miércoles en un hotel del condado de Galway por el club de golf del Oireachtas (Parlamento irlandés) -que ya ha costado su puesto al ministro de Agricultura irlandés, Dara Calleary- Hogan reconoció que no se debería haber celebrado y que él no debería haber asistido.

La presidenta de la Comisión Europea tiene la autoridad para forzar la dimisión del comisario. Los medios irlandeses señalan también que el pasado día 17, la Policía obligó a Hogan a detener su coche en Kildare (oeste) por utilizar su móvil mientras conducía, algo no permitido en Irlanda

Mostrar comentarios