Cómo Barcelona sucumbió a los Borbones hace tres siglos

    • Ante la negativa del Principado de Barcelona de aceptar a Felipe V como rey de España, las tropas borbónicas asediaron el territorio.
    • El 11 de septiembre de 1714, Barcelona se rendía y perdía así sus fueros e instituciones.
Asalto general del 11 de septiembre de 1714
Asalto general del 11 de septiembre de 1714

En 2014 se cumplen tres siglos del sitio de Barcelona, una operación militar que se produjo entre el 25 de julio de 1713 y el 11 de septiembre de 1714.

La fecha tiene su importancia histórica no solo porque han pasado 300 años desde el bloqueo, sino porque el 11 de septiembre de 1714 se recuerda año tras año en la fiesta nacional de Cataluña. Con la Diada se conmemora el día en el que Barcelona y las tropas imperiales cayeron ante el ejército borbónico.

El sitio de Barcelona se enmarca dentro de la Guerra de Sucesión española, un conflicto dinástico que no solo enfrentó a España y la condujo a una guerra civil entre los partidarios del archiduque Carlos y los de Felipe V de Borbón, sino que dividió a Europa en dos.

La causa de Carlos III arraigó en España en Aragón, Valencia y Cataluña. ¿El motivo? Estos territorios estaban en contra de la política centralista que aplicaban los Borbones en Francia, y temían que Felipe V siguiera en España los pasos que sus antecesores habían comenzado en el país galo: centralizar el Estado y restar autonomía a las distintas demarcaciones, lo que se traduciría en la pérdida de los fueros e instituciones.Barcelona sucumbió a los Borbones

Sin embargo, cuando en 1713 se comenzó a firmar el Tratado de Utrecht, la alianza austracista perdió seguidores y las hostilidades solo continuaron en el Principado de Cataluña, que, abandonada y sin apoyo internacional, se tuvo que replantear si seguir luchando.

Las instituciones catalanas, formadas por los Consejeros de Ciento, la Generalidad y la Junta de Brazos, que jugó un papel destacado, se reunieron en junio de 1713 y decidieron resistir hasta el final.

Ante la negativa de Barcelona a entregarse, se inicia un bloqueo de la ciudad por parte de los Borbones, que se alargó durante trece meses. Barcelona parecía aguantar el tipo.

Sin embargo, a las cuatro y media de la madrugada del 11 de septiembre de 1714 se puso en marcha el último ataque por parte de los Borbones, la ofensiva definitiva, en la que emplearon a más de 20.000 hombres.

Barcelona sucumbió al asedio y decidió finalmente rendirse ante Felipe V, aceptándolo como rey de España. El castigo para los catalanes por su 'rebeldía' fue más que esperado: Felipe V, fiel a las políticas francesas, centralizó la administración y suprimió los fueros de Cataluña, pero garantizó a cambio la vida y seguridad de todos los habitantes de Barcelona.

Mostrar comentarios