Sábado, 17.11.2018 - 02:25 h
Acercamiento de Pyongyang, Seúl y Washington

El régimen de Corea del Norte anuncia la suspensión de sus ensayos nucleares

La decisión se produce una semana antes de la cumbre programada entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que tendrá lugar el 27 de abril.

Ciudadanos surcoreanos en Seúl miran en TV noticias sobre el anuncio del régimen de Corea del Norte, el 21 de  abril de 2018. (EFE/EPA/JEON HEON-KYUN)
Ciudadanos surcoreanos en Seúl miran en TV noticias sobre el anuncio del régimen de Corea del Norte, el 21 de abril de 2018. (EFE/EPA/JEON HEON-KYUN)

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha anunciado que el país suspenderá sus pruebas nucleares y de misiles, así como el cierre del centro de ensayos nucleares que posee en el noreste de su territorio, informó la agencia norcoreana KCNA.

"Desde el 21 de abril, Corea del Norte detendrá las pruebas nucleares y lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales", anunció el líder durante el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores celebrado en Pyongyang el viernes, de cara las próximas cumbres con Seúl y Washington.

El régimen procederá, además, al cierre del complejo de ensayos nucleares que tiene en la región noreste del país "para garantizar la transparencia de la suspensión de los test", según recogió KCNA.

Corea del Norte ha realizado sus seis ensayos nucleares en las citadas instalaciones, la base de Punggye-ri, el más reciente en septiembre del pasado año.

Tras proclamar en 2017 haber completado su programa nuclear, "la situación ha estado cambiado de una manera favorable", dijo Kim durante la sesión plenaria.

Encuentro histórico

La decisión se produce una semana antes de la cumbre programada entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que tendrá lugar el día 27 de abril en la militarizada frontera y marcará la primera reunión entre mandatarios coreanos en once años.

Kim tiene previsto, además, celebrar entre finales de mayo y principio de junio otra cumbre con Donald Trump.

Aplauso generalizado

El anuncio desató pronto reacciones en los líderes mundiales y el presidente estadounidense, Donald Trump fue el primero en hablar de la "muy buena noticia".

"Corea del Norte aceptó suspender todas las pruebas nucleares y cerrar un importante centro de ensayos. Esta es una muy buena noticia para Corea del Norte y para el mundo: ¡un gran progreso! Estamos deseando celebrar nuestra cumbre", afirmó el mandatario estadounidense a través de su cuenta de la red social Twitter.

La oficina presidencial de Seúl tildó la suspensión de las pruebas de un "progreso significativo para la desnuclearización de la península coreana" y dijo que "ayudará a crear un ambiente muy positivo para el éxito de la próximas cumbres".

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, celebró la noticia pero se mostró escéptico sobre si esta decisión llevará a una "completa, verificable e irreversible eliminación de las armas nucleares y misiles" del régimen norcoreano.

La interrupción de sus pruebas armamentísticas es una de las concesiones más importantes que Corea del Norte podía hacer de cara a las cumbre con el Sur y EEUU, que quieren su entera destrucción.

Habrá que esperar para ver hasta dónde llega esta concesión, ya que el propio Kim matizó en la reunión que la suspensión es "un avance importante hacia la desnuclearización global", a la que Pyongyang dice querer unirse, pero parece que no de forma inminente.

Pese a ello, Corea del Norte está comprometido a no usar armas nucleares "a menos que exista una amenaza nuclear o una provocación atómica de otro país" y añadió: "en ningún caso transferiremos nuestro arsenal nuclear ni su tecnología".

Pyongyang, Seúl y Washington protagonizan un acercamiento notable en el que se han desarrollado contactos de muy alto nivel, incluida la visita al Norte y reunión con Kim del director de la CIA y designado como secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, para preparar la cumbre con Trump.

Ayer mismo las dos Coreas instalaron un 'teléfono rojo', una línea telefónica directa entre sus gobernantes, que Seúl considera fundamental para aliviar las tensiones transfronterizas, porque contribuye a evitar malentendidos o lagunas en la comunicación de los dos países, técnicamente aún en guerra, que puedan reanudar el conflicto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios