Domingo, 08.12.2019 - 11:48 h
En plena guerra comercial

Corea del Sur 'abandona' un hotel de lujo porque Kim Jong-un quiere derribarlo

Los viajes se suspendieron en 2008 después de que una turista surcoreana falleciera a causa de los disparos de unos soldados norcoreanos.

Kim Jong-un, en su visita al resort de Corea del Sur
Kim Jong-un, en su visita al resort de Corea del Sur. / KCNA

Corea del Sur no tiene intención de enviar una delegación al complejo hotelero construido en el Norte para celebrar el 21 aniversario de su inauguración, según informó hoy el Gobierno en Seúl, después de que el régimen de Kim Jong-un dijera que pretende demoler las instalaciones.

"Entiendo que no existe ningún plan de ese tipo a día de hoy", aseguró hoy en rueda de prensa el portavoz del Ministerio surcoreano de Unificación, Lee Sang-min, al ser preguntado por la posibilidad de que se envíe una delegación para el aniversario del 18 de noviembre, como sucedió el año pasado.

En 2018 un centenar de delegados del Sur, incluyendo a Hyun Jeong-eun, presidenta del grupo Hyundai (que operaba los tours y construyó parte del complejo), asistieron al 20 aniversario del resort intercoreano, una cita en la que participaron también unos 80 representantes norcoreanos.

Sin embargo, la situación diplomática ha dado un importante giro este año. Hace 10 días, el propio líder norcoreano, Kim Jong-un, visitó el complejo hotelero situado en el monte Kumgang, criticó el aspecto de las instalaciones y aseguró que el régimen las derribará.

Pionyang incluso ha rechazado la oferta de Seúl de celebrar una reunión para discutir "soluciones alternativas", incluyendo la posibilidad de retomar visitas organizadas de surcoreanos al complejo.

En ese sentido, Lee Sang-min aseguró, en declaraciones que recoge la agencia Yonhap, que Seúl "esta trabajando estrechamente" con Hyundai para buscar alternativas y que se respeten los derechos sobre la propiedad.

Las visitas de surcoreanos a Kumgang empezaron en 1998, coincidiendo con el primer gran acercamiento intercoreano. Sin embargo, los viajes se suspendieron en 2008 después de que una turista surcoreana falleciera a causa de los disparos de unos soldados norcoreanos.

El régimen aseguró que los militares dispararon porque la mujer accedió a un área militar restringida, pero nunca permitió una investigación.

El actual endurecimiento de Corea del Norte para con su vecino, tras la nueva fase de acercamiento del año pasado, viene dado por el estancamiento en las negociaciones sobre desnuclearización con EE.UU., principal socio militar de Seúl.

En ese terreno, Pionyang se ha mostrado contrariado por la falta de avances en la reactivación de proyectos intercoreanos (entre los que se cuentan el polígono industrial de Kaesong y este complejo hotelero de Kumgang), importante fuente de divisas para el régimen

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING