Corinna, 'la amiga especial' del rey Juan Carlos, el último nombre de los papeles de Panamá

  • Según ha informado La Sexta, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, conocida por su amistad con el rey Juan Carlos I, ha sido el último nombre famoso en salir a la luz por su implicación en los papeles de Panamá.

    La alemana aparece en los papeles del despacho Mossack Fonseca en el año 2003 por intentar vender una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas.

Corinna, 'la amiga especial' del rey Juan Carlos, el último nombre de los papeles de Panamá
Corinna, 'la amiga especial' del rey Juan Carlos, el último nombre de los papeles de Panamá
B.C.A/Agencias

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, 'la amiga especial' del rey emérito Juan Carlos I, ha sido el último nombre en sumarse a la lista de implicados por los papeles de Panamá. Así lo ha anunciado La Sexta este martes.

Según la cadena de televisión, la alemana aparece en los papeles del despacho de abogados Mossack Fonseca en 2003 cuando al parecer intentó vender unas acciones de una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas.

Al parecer, y según informa La Sexta, Corinna habría intentado vender unas acciones de una sociedad ubicada en Wyoming a través de otra, radicada en Gilbratar dando una dirección de Londres. Sin embargo, finalmente la operación no se llevó a cabo.

Esta sería la segunda personalidad que aparece en los famosos offshore vinculada al rey Juan Carlos. Su hermana, la infanta Pilar de Borbón, también aparecía en una de estas sociedades en Panamá entre 1974 y 2004.La hermana del rey reconoce sus sociedad de Panamá

La infanta Pilar de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos y tía de Felipe VI, admitió haber sido titular junto con su marido de una sociedad en Panamá entre 1974 y 2014, pero afirmó también que la firma nunca tuvo ingresos "fuera del control de las autoridades fiscales" ni incumplió "ninguna obligación que exigiera la legislación tributaria española".

Según afirma en un comunicado remitido a Europa Press, la empresa se disolvió al no contar con recursos suficientes "ni expectativas" que justificaran su mantenimiento y cualquier "otra interpretación" es "sencillamente errónea". La disolución tuvo lugar cinco días después de la proclamación de Felipe VI como Rey.

Mostrar comentarios