Lunes, 19.11.2018 - 15:00 h
Un lujo para los huéspedes

Corippo, el pueblo más pequeño de Suiza que se hará hotel por el éxodo rural

Ha pasado de tener 300 habitantes a solo 12. Una fundación local ha logrado poner en marcha un proyecto para salvarlo.

Fotografía de Corippo, el pueblo suizo que se convertirá en un hotel.
Corippo lleva intacto desde el año 1800. / Wikimedia Commons.

El éxodo rural se deja notar incluso en los países más pequeños. Si localidades de todo el mundo ponen en marcha medidas para evitar convertirse en ciudades fantasma, como el caso de Ollolai, el pueblo italiano que vendió sus casas a un euro, ahora un municipio de Suiza presenta una opción para combatir la despoblación nunca vista hasta la fecha. 

Nos referimos a Corippo, una localidad enclavada en el valle Verzasca con vistas impresionantes y montañas con senderos propicios para hacer senderismo. En definitiva, la clásica aldea suiza que en este caso, ha permanecido intacta desde el año 1800.  

A mediados del siglo XX gozaba de una gran popularidad entre los agricultores. Alrededor de 300 personas habitaban allí, siendo los cultivos su principal sustento. Sin embargo, a partir de 1975 el éxodo rural hizo mella reduciendo la población paulatinamente hasta hoy: solo viven 12 personas, 11 de las cuales son mayores de 65 años

La dura realidad golpea con fuerza a esta comuna donde el único negocio que sigue abierto es la ostrería, un restaurante rústico. Si no se tomaban medidas, era cuestión de tiempo que se convirtiese en una ciudad fantasma, así que la fundación Fondazione Corippo 1975 decidió tomar cartas en el asunto. 

Esta organización propone que el pueblo pase a ser un hotel disperso, en el que cerca de 30 de las 70 viviendas existentes sean alojamientos para turistas. 

Vista del valle Verzasca desde Corippo.
El valle Verzasca visto desde Corippo. / Wikimedia Commons.

"Dará a los visitantes la oportunidad de experimentar una temporada en un pueblo rural y genuino que permanece prácticamente intacto desde hace siglos", afirma a la 'CNN' Fabio Giacomazzi, arquitecto y presidente de la mencionada fundación.

El proyecto ya está en marcha. La primera casa de dos habitaciones se abrió a los huéspedes en julio de 2018, mientras que el complejo hotelero al completo estará finalizado para la Pascua de 2002. 

Préstamos bancarios y una campaña de crowdfunding han sido fundamentales para recolectar 6,5 millones de dólares, que también contribuirán a expandir la ostrería y establecerla como el comedor del hotel y un punto de encuentro en Corippo. Un lujo para los huéspedes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios