Jueves, 02.04.2020 - 19:53 h
Japón y Tailandia, los más afectados

Golpe a Asia: el coronavirus chino cierra la mayor fuente de turistas del mundo

El brote en China ha golpeado a la industria turística de los países cercanos. Solo Bangkok estima unas pérdidas de 1.600 millones de dólares.

China coronavirus turismo
El brote de coronavirus ha golpeado al sector turístico internacional. / EFE

El brote de coronavirus, que ya ha provocado la muerte de más de un centenar de afectados y por el que más de 50 millones de personas permanecen en cuarentena, está afectando de forma significativa al sector turístico, que durante estos meses ve un incremento en el número de viajeros del gigante asiático por las celebraciones del Año Nuevo Lunar. El pasado domingo se conocía la noticia de que Pekín ordenaba a agencias de viajes y compañías de turismo 'congelar' todos los paquetes de viajes en grupo para contener el contagio del virus y evitar que el coronavirus se extienda por otros países. 

Desde la agencia de viajes japonesa Karmone, especializada en vender 'tours' a grupos de viajeros chinos, estiman que 20.000 personas han cancelado sus viajes a Japón en los últimos días. "Estamos preocupados por la reducción de turistas chinos pero no podemos predecir el alcance de los daños porque no sabemos hasta cuándo va a mantener el Gobierno chino la prohibición a los 'tours' en el exterior", señaló un portavoz de la Organización Nacional del Turismo de Japón.

Este país recibió aproximadamente 9,6 millones de visitantes chinos en 2019, lo que representó un tercio de los gastos por turismo en Japón, por lo que esta prohibición amenaza al sector con pérdidas significativas. Además, un gran número de hoteles y establecimientos que invirtieron ingentes cantidades de dinero para prepararse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 esperaban recuperar parte de estas inversiones con el flujo de turistas chinos durante las vacaciones del Año Nuevo. 

Sin embargo, Japón no es el único. La decisión de Pekín de prohibir este tipo de viajes tendrá un impacto significativo en la industria porque el gigante asiático es la mayor fuente de viajeros internacionales del mundo. En 2018, los turistas chinos gastaron 130.000 millones de dólares en el exterior y más de la mitad -el 55%- de estos optaron por comprar paquetes de viaje en grupo sobre hacerlo de manera independiente, según datos de la Academia de Turismo de China recogidos por 'Bloomberg'.

Junto con Japón, Tailandia es otro de los países que más afectos por el bajo nivel de entradas de turistas chino al país. "Los hoteles, las aerolíneas, los casinos y cruceros son los que sufrirán las más inmediatas repercusiones", informó la 'Associated Press'. El Gobierno tailandés estima que las pérdidas potenciales alcanzarán los 1.600 millones de dólares ya que el 27% de los turistas que llegan al país son chinos, como indica el 'Asian Review'. 

Un país cuyo 20% del PIB depende del turismo y que tenía previsto batir su propio récord de llegadas en 2020-39,8 millones en 2019- ahora ve como este meta se aleja cada vez más. El preocupante escenario ha alertado a todo el sector, hasta el punto de que piden "continuar con los negocios y velar por sus plantillas", señala el CEO del Patri Tour Group. "Las agencias de viaje chinas ya han cancelado el 60% de sus reservas", añade. Es más, el pasado lunes el Gobierno de Tailandia anunció que las previsiones de llegadas de turistas en 2020 ya han bajado de 41,8 millones a 40.

No solo en Asia 

Aunque el coronavirus de Wuhan afecta de manera más directa a sus vecinos asiáticos, en Estados UnidosEuropa también se podrían ver repercusiones si la alerta por el brote no mejora en las próximas semanas. Según 'Russia Today', durante el primera trimestre de 2019 130.000 turistas chinos llegaron al país; este año esperaban que la cifra se incrementara pero "el virus podría reducir esta cifra significativamente. Un gran número de habitaciones de hotel han quedado vacías". 

Los daños al sector llegan también a Australia, cuyo sector turístico ya sufría las consecuencias de los incendios que han devastado el país. Ahora, con las restricciones impuestas por Pekín, la situación solo podría empeorar. Alrededor de 1,4 millones de turistas chinos visitan el país cada año, con un gasto de 12.000 millones de dólares. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING