Jueves, 09.04.2020 - 13:00 h
"Está arrestado"

Desaparece un periodista tras alertar sobre el coronavirus desde Wuhan

Chen Quishi estuvo publicando vídeos en Internet donde informaba de forma crítica sobre el brote y alertaba de los pocos recursos de las autoridades. 

Chen Qiushi
Desaparece un periodista tras alertar sobre el coronavirus desde Wuhan / Youtube

Chen Quishi llevaba durante semanas publicando informes críticos desde Wuhan... hasta el pasado jueves, cuando su familia y amigos dejaron de tener noticias suyas. Fue precisamente aquel día en el que se confirmó el fallecimiento por contagio de Li Wenliang, uno de los ocho médicos que alertó sobre el coronavirus en diciembre y que fue castigado por las autoridades chinas por "difundir rumores falsos". 

La muerte de Li, que contrajo el virus después de atender a una paciente infectada al principio del brote, provocó una tormenta de indignación en China. Los ciudadanos exigían al Gobierno una disculpa oficial, mientras que en redes sociales como Weibo -el conocido como Twitter chino- se hizo tendencia el hashtag "quiero libertad de expresión". Palabras que, a la mañana siguiente, serían censuradas. 

Todo esto sucedía mientras, en paralelo, Chen Quishi publicaba vídeos informando con tono crítico sobre el coronavirus. Sus seguidores en Youtube subieron como la espuma hasta rozar el medio millón en apenas unos días. Mientras, en Weibo casi alcanza en millón. (En china, los ciudadanos no tienen acceso a plataformas como Youtube o Twitter, pero suelen utilizar redes privadas virtuales para ingresar en ellas). Entonces, Chen permanecía en contacto continúo con sus familiares y amigos, consciente de que lo que estaba haciendo podía traerle problemas en un país como China.

Alertó de la "escasez de recursos"

Alguno de sus vídeos se hizo viral, como el que publicó el 29 de enero, en el que alertaba sobre la escasez de recursos desde Wuhan. Cuenta ya con más de dos millones de visualizaciones. 

Sus amigos y familiares ya han empezado a denunciar su desaparición, según informa la CNN, al mismo tiempo que en Weibo, miles de usuarios exigen su regreso. Sus allegados sostienen que ha sido puesto en cuarentena por la fuerza por la Policía de Wuhan. 

Cuando Chen dejó a responder a las llamadas, sus amigos y familiares comenzaron a temerse lo peor. Entonces, la madre publicó un vídeo desde la propia cuenta del periodista. Anteriormente, les había sus datos de inicio de sesión de la plataforma, por si las autoridades lo detenían

"Ayuda para encontrar a mi hijo"

"Estoy aquí para rogar a todos, especialmente a los ciudadanos de Wuhan, ayuda para encontrar a Qishi, averiguar qué está pasando con él", dijo la madre. 

Más tarde, Xu Xiaodong, un amigo de Chen, se puso en contacto con la madre para informarle de la situación de su hijo. En una retransmisión en directo, Xu, habló sobre lo sucedido. 

"En las últimas horas, los oficiales de seguridad pública de Qingdao y la seguridad del estado, han notificado a la familia que Chen ha sido detenido y puesto en cuarentena. Inmediatamente, la madre preguntó que dónde se encuentra su hijo arrestado, pero las autoridades se niegan a decírselo". Además, Xu quiso matizar que Chen tenía buena salud antes de su desaparición, pues habían estado en contacto. 

"Estamos preocupados por su seguridad física, pero también nos preocupa que mientras está desaparecido pueda infectarse del coronavirus", explico a la CNN uno de los amigos de Chen, que fue previamente autorizado para hacerse cargo de la cuenta de Twitter. 

Los vídeos desde Wuahn: "Estoy asustado"

Lo cierto es que no es la primera vez que Chen era detenido por las autoridades. En agosto, viajó hasta Hong Kong para informar de las protestas que entonces tuvieron lugar. 

Hace casi un mes, Chen decidió tomar un tren hacía Wuhan. "He dicho que soy periodista, ¿qué tipo de periodista soy si no me apresuro hasta la primera línea cuando hay un desastre", dijo en su primer vídeo desde la ciudad donde se originó el coronavirus. 

"Usaré mi cámara para presenciar y documentar lo que realmente está sucediendo en Wuhan y los esfuerzos para contener el brote. Estoy dispuesto a difundir la voz", añadía Chen. "Mientras esté aquí, prometo que no difundiré rumores. No crearé miedo o pánico, ni ocultaré la verdad". Desde entonces, Chen ha servido como ojos y oídos para los muchos que querían seguir lo que ocurría en Wuhan. 

Chen grabó sus vídeos con un equipo de protección básico: máscara y gafas. "Estoy asustado, tengo el virus frente a mí y detrás a la Policía de China". 

Las imágenes fueron tan explícitas como realistas. Pacientes con soporte para el oxígeno, personas con fiebre que yacían en medio del hospital, o pasillos llenos de gente enferma. "Si no tengo miedo de morir", ¿por qué debería tener miedo de ti, Partido Comunista", sentenció Chen. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING