Martes, 26.05.2020 - 09:39 h
Desde Colombia se sigue el ejemplo español

Imprimir mascarillas y válvulas 3D, una carrera global contra el coronavirus

En muchos países, empresas dedicadas de todo tipo de sectores han abandonado su producción habitual para centrarse en el material sanitario. 

Mascarillas 3D
Imprimir mascarillas y válvulas 3D, una carrera global contra el coronavirus. / L.I.

El ingeniero bogotano Andrés Calderón dejó de imprimir juguetes para su hijo en la impresora 3D que tenía en casa y empezó a averiguar cómo podía construir en su lugar máscaras y válvulas respiratorias para regalarlas a la red sanitaria colombiana que teme saturarse por el avance del coronavirus. Calderón seguía así desde el otro lado del Atlántico la estela de una amplia red de voluntarios españoles que desde hace semanas y bajo el nombre de "Coronavirus Makers", fabrican con impresoras 3D todo tipo de material médico necesario para ayudar en la lucha contra el coronavirus, desde respiradores hasta máscaras o gafas de protección.

El proyecto surgió en Madrid y se extendió al resto de regiones autónomas españolas, donde, por equipos, se organizan para gestionar el diseño, creación y logística de productos de utilidad para el personal sanitario, que luego distribuyen por los principales centros hospitalarios del país.

Red española

Médicos, profesores y estudiantes de universidades técnicas, ingenieros y trabajadores de empresas de tecnología de varios sectores figuran entre los 13.000 miembros de la red española a escala nacional. También se han unido, por ejemplo, empresas fabricantes de componentes de automóvil, que han encontrado una nueva ocupación tras la paralización de las plantas de montaje de vehículos.

Coordinada a través de un sistema de mensajería instantánea, la red tiene su propia página de internet, "coronavirusmakers.org", donde hay varios foros en los que se intercambian dudas técnicas o ideas. "Estamos produciendo todos los días y, en función de las donaciones, vamos distribuyendo a los hospitales", destaca a Efe en Barcelona, uno de los miembros de la red, llamado Abel.

Este trabajo se alimenta de donaciones de filamento de impresión 3D, y para ello la ingente red pide más bobinas del modelo "PLA 1,75 mm".

Prototipos al otro lado del atlántico

Con el ejemplo español en la cabeza, Andrés Calderón y algunos compañeros colombianos más impulsaron hace un par de días un grupo en redes de mensajería que suman ya a más de 400 ingenieros bajo el nombre "Makers Colombia". En el grupo comparten prototipos, información logística y vídeos de los primeros modelos de máscaras que esperan que estén listos para la próxima semana.

"Debemos aprovechar las semanas de ventaja que tenemos sobre España. El objetivo es tratar de cubrir la falta de respiradores y máscaras mientras la industria logra responder a la emergencia", explica a Efe el ingeniero. Los "Makers Colombia" tienen el reto de luchar a contrarreloj y de proveer con material sanitario a los hospitales antes de que la curva de infectados se dispare en el país suramericano, que todavía está en un estado inicial de contagio con 491 casos confirmados y seis muertes.

El grupo también busca cómo sortear la difícil logística de un país confinado y donde los materiales son difíciles de encontrar. Colombia forma parte de la larga lista de países latinoamericanos que demanda respiradores y máscaras a exportadores como Estados Unidos o Europa. "Tenemos menos facilidad para acceder a ciertos materiales en Colombia así que tenemos que adaptarnos a lo que tenemos aquí" dice Calderón. Por eso, utilizan algunos que ya tenían en sus fábricas o en casa.

Materiales de emergencia

¿Pero qué diferencias hay entre una válvula respiratoria o una máscara 3D y una convencional? "Los diseños no pasan los mismos controles que un respirador convencional. No pasa certificaciones porque no hay tiempo. Es una medida desesperada", explica Calderón. Jaime Bermúdez, de la empresa colombiana Print3D y parte de esta red nacional, añade a Efe que puede haber problemas en la resistencia y en la porosidad, aunque el material que sus 30 impresoras utilizarán, el nylon, "es muy resistente".

Por eso, los "Makers Colombia" y otros grupos como Amigosxlavida por ahora se centran sobre todo en imprimir máscaras para los trabajadores sanitarios porque los prototipos de respiradores necesitarían probarse en pulmones artificiales difíciles de encontrar. Bermúdez, radicado en la ciudad de Bucaramanga, capital del departamento de Santander (este), está imprimiendo los prototipos de unas válvulas "venturi" imprescindibles para los ventiladores que asisten a los casos más graves de coronavirus. Espera que la semana que viene salgan de su almacén unas 500 al día que regalará a los hospitales de la región.

Todos los diseños utilizados por los voluntarios son "opensource" es decir, alguien los compartió en la red y gracias a esta transparencia miles y miles de personas pueden replicarlos en todo el mundo ya sea en España o en Colombia sin problemas de propiedad intelectual.

Carrera contra el tiempo

Las principales universidades del país también están ultimando sus prototipos. Con ellas, "Makers Colombia" tiene el reto de ayudar a sortear la crisis del coronavirus en un contexto de recursos públicos escasos. "El país no está preparado. Un 80 % de las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI) están ocupadas y en Bogotá hay unas 1.000 camas para adultos en una ciudad de ocho millones de personas", advierte a Efe Víctor De Currea, médico y analista político.

Con este reto en mente, las fotografías y los aportes de los ingenieros llenan el grupo de Telegram en una ávida carrera para proteger a los colombianos de una eventual catástrofe. Uno de ellos muestra su último experimento: "Máscaras construidas con plástico sacado de unas botellas de Coca-Cola".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING