Viernes, 03.04.2020 - 22:57 h
Le amenazaron con llevarle a los tribunales

Un médico alertó sobre el coronavirus en diciembre y la Policía le ordenó callarse

Li Wenliang recibió hace semanas en su consulta, varios pacientes con los mismos síntomas que el SARS, por lo que alertó a sus compañeros.

Li Wenliang
Un médico alertó sobre el coronavirus en diciembre y la Policía le ordenó callarse

El coronavirus sigue causando estragos a nivel mundial. El brote, por el momento, no parece cesar su intensidad. Tratamientos, vacunas, estudios... Los sanitarios y epidemiólogos siguen trabajando a un contrarreloj para tratar de frenar un virus que ya se ha cobrado la vida de más de 420 personas y ha infectado a casi 20.000. 

Entre las tantas preguntas sin respuestas que hay en torno al coronavirus, hay una que trae de cabeza a los expertos y es su origen. Aún no hay confirmación oficial de la teoría de que todo comenzó en un mercado de pescados y mariscos al aire libre. Pero en las últimas horas, la publicación de un post de un médico llamado Li Wenliang en sus redes sociales, puede arrojar algo de luz al respecto. 

"Hola a todos, soy Li Wenliang, un oftalmólogo del Hospital Central de Wuhan", comenzaba su escrito, según ha revelado la BBC. 

El relato de Wenliang comienza en diciembre. Según explica el médico, varios pacientes con síntomas similares al SARS comenzaron a llegar a su consulta, algo que le alertó de inmediato. Además, todos ellos, llegaban del mismo sitio: el mercado de pesados Huanan. Li decidió situarlos en un estado de cuarentena. 

Fue entonces cuando, preocupado, compartió con otros médicos y compañeros de la facultad donde había estudiado, lo que estaba ocurriendo. Les advirtió de que se pusieran trajes protectores para evitar el contagio. 

Visita de la Policía

Apenas cuatro días después de hablar con sus compañeros de profesión, Li recibió una visita de la Policía de la Oficina de Salud Pública. Le acusaron de estar difundiendo "comentarios falsos" y de "perturbar de forma severa el orden social". 

Además, tuvo que firmar un documento, en el cual si seguía haciendo esos comentarios, le acabarían llevando ante la Justicia. Los policías le confesaron, incluso, que él era una de las ocho personas a las que estaba investigando por "expandir rumores".

"Cuando vi que había capturas de pantalla con mis chats circulando por todas partes, con mi nombre incluido, presentí que me podrían sancionar", explica LI a la CNN que lo entrevistó en el hospital donde está internado. 

Li llegó a compartir en la red social china Weibo la carta que le habían hecho firmar. Reconoció también que las autoridades chinas tuvieron que disculparse con el. 

Según explicaba el médico, las autoridades chinas no informaron al principio de que el coronavirus se transmitía entre humanos, sino de animal a humano. Así, Li acabó atendiendo a una mujer por un glucoma que ya estaba infectada el 10 de enero. Al tener contacto, Li terminó contagiándose. Diez días más tarde de este suceso, China terminó declarando la emergencia por el coronavirus. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING