Domingo, 05.04.2020 - 12:30 h
Durante el parón de las clases

"Si muero que sea en la playa": el grito de fiesta de miles de jóvenes en EEUU

La semana del 'spring break' en Estados Unidos no ha parado pese al coronavirus y las playas de Florida o Texas se han llenado de turistas. 

Una playa cerrada en Miami por el coronavirus
Una playa con indicaciones básicas de seguridad en Miami por el coronavirus. / Efe

"¡Si tengo que morir de coronavirus, que sea en la playa con unos pocos de miles de mis amigos, no en HeB y Walmart buscando desinfectante o papel higiénico!". Con este mensaje y con un vídeo que da escalofríos los organizadores de una fiesta en la costa del Golfo de Texas han respondido a las críticas recibidas desde todo Estados Unidos ante las fiestas que se están celebrando a pie de océano durante esta semana.

En Estados Unidos es época de 'spring break', una festividad que coincide más o menos en el tiempo con la Semana Santa y en la que se paran las clases universitarias, de forma que decenas de miles de estudiantes huyen a la playa a desfasar y a empalmar fiesta tras fiesta. Este año no ha sido una excepción para muchos, pese a las advertencias sanitarias o el estado de emergencia en el que está sumido todo el país. Las playas de Florida y algunas de Texas, el destino preferido.

Las autoridades intentan reaccionar. En Miami, la playa de South Beach se ha cerrado y Fort Lauderdale ha precintado toda su costa. En Clearwater, algo así como la peor versión de Magaluf o Salou pero en Florida (y a la que pertenece el vídeo siguiente, colgado por el cineasta Judd Apatow, famoso por películas de fiestas juveniles), dicen que cerrarán el lunes. Cuando pase la fiesta.  

Mientras tanto, las autoridades hacen lo que pueden entre un aluvión de críticas. El gobernador estatal de Florida, Ron DeSantis, ordenó ya el martes el cierre de bares y restringió a un 50% la ocupación de los restaurantes. También ordenó que en las playas no se pudieran juntar más de diez personas en un mismo sitio. Los jóvenes no parece que le hayan hecho mucho caso. 

"¿En qué estáis pensando? Parad. Ya", ha rogado de manera pública el senador Rick Scott, anterior gobernador del Estado en unas declaraciones a la CNN. Para él, asimismo, es hora de que la policía estatal y local "hagan todo lo que esté en su mano para detener a la gente y que se vayan de la playa".

De inmediato, la polémica se ha disparado en las redes americanas, en lo que se considera una irresponsabilidad que las autoridades deben frenar. Justo en los días en los que se estaba haciendo casi unánime un mensaje en las mismas redes en las que se decía que si los abuelos habían luchado en una guerra por sus nietos, lo único que tenían que hacer los jóvenes por sus mayores ahora es quedarse en casa.

En Estados Unidos, el número de fallecidos por el coronavirus se ha disparado hoy de poco más de cien a 154, con casi 11.000 infectados en todos y cada uno de los 50 estados. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING