Se aplana la curva en Rusia

La Covid-19 se ceba ahora con los otros gigantes: Brasil e India, con cifras récord

Brasil coronavirus
Brasil coronavirus
Europa Press

En la fotografía, varios indígenas se despiden de Messías Kokama, hasta su muerte el principal líder de la ciudad de Manaos (Brasil): es uno de los 15.633 ciudadanos brasileños que han perdido la vida a causa de la Covid. El país que preside Jair Bolsonaro ha superado ya el umbral de los 280.000 contagios y es, por mucho, el foco más intenso del coronavirus en América Latina. Cuando las principales potencias europeas ven como las medidas para frenar el avance de la pandemia van surtiendo efecto, otros gigantes como Brasil, Rusia o la India –donde la Covid-19 todavía no había llegado a impactar con la misma contundencia que en Europa, China o EEUU– recogen estos días cifras de récord. 

Quizás el caso más extremo sea el de Brasil, que este sabado ha superado a España e Italia en el número de casos y se ha situado como el cuarto país más afectado por la pandemia con 233.142 positivos al registrar 14.919 nuevos contagios en las últimas 24 horas. Las defunciones también están por encima de las 15.000 (de las 15.633, 816 en el último día), por lo que es el sexto país con mayor número de fallecidos a nivel global, según los últimos datos suministrados por el Ministerio de Salud brasileño.

El estado de Sao Paulo sigue siendo el más dañado (hasta 61.183 casos confirmados y 4.688 muertes), por lo que supera a China en número de fallecidos, donde según las autoridades sanitarias se han producido 4.633 muertes a causa del virus. 

Más confinamiento en la India

El Gobierno indio, por su parte, ha anunciado este domingo que ampliará dos semanas más, hasta el 31 de mayo, las medidas de confinamiento en todo el país tras registrar un récord diario de contagios, pero ha matizado que la prórroga irá acompañada de ciertas exenciones para el transporte y otros sectores. Según las nuevas directrices emitidas por el Ministerio del Interior, los vehículos de autobuses y pasajeros podrían viajar dentro y entre estados fuera de las zonas de contención, siempre a discreción de las autoridades locales.

Las nuevas pautas podrían significar la apertura de mercados locales, tiendas de bienes no esenciales, pequeñas empresas y actividades como la venta, aunque el Gobierno decidirá caso por caso. Las escuelas y colegios, hoteles y restaurantes, salas de cine, centros comerciales, gimnasios, piscinas y lugares de culto siguen figurando entre los establecimientos e instituciones que permanecerán cerrados.

No obstante, esta nueva reglamentación permitirá la reapertura de estadios y otros recintos para la celebración de eventos deportivos, aunque sin la presencia de público. Esta decisión tiene lugar después de que se confirmaran casi 5.000 contagios diarios en el país, solo 24 horas después de superar a China en número de casos.

En total se han confirmado 4.987 casos nuevos desde el sábado, según las estimaciones del Ministerio de Salud y Bienestar Familiar, y se cuentan ya 90.927 afectados, además de un total de 2.872 fallecidos. Esta cifra significa que el país ha sumado, en solo dos días, 10.000 casos nuevos. Un total de 30.152 pacientes han recibido tratamiento por la enfermedad, según el Gobierno, en el balance recogido por 'Times of India'.

Los estados más afectados son Maharashtra, con 30.706 casos; Gujarat, con 10.988, y Tamil Nadu, con 10.585. Las autoridades indias han paralizado servicios de ferrocarriles y prestado especial atención a las inmensas barriadas del país, donde la aparición del brote podría provocar contagios descontrolados. En Maharastra han sido liberados ya más de 7.200 presos para impedir la propagación del virus en las cárceles, según ha confirmado el Gobierno en las últimas horas.

En Rusia se podría estar aplanando la curva

En Rusia, la Rospotrebnadzor (Oficina de Protección al Consumidor de Rusia) ha anunciado que el ritmo de crecimiento diario de los casos de contagio de la Covid se ha detenido, con lo que se puede dar por "aplanada" la curva. El sábado Rusia informó de 9.200 nuevos contagios, una cifra inferior a los datos registrados desde el 1 de mayo, con lo que espera que a partir de ahora este indicador continúe cayendo. Su caso es, por lo tanto, algo diferente al de Brasil o la India, toda vez que, según las autoridades, habría logrado revertir la tendencia de contagios. 

"Es un nivel de estabilidad que todos estábamos esperando, hacia el que hemos ido avanzando. Diría que hoy hemos detenido el crecimiento", ha afirmado este domingo la máxima responsable de Rospotrebnadzor, Ana Popova, en declaraciones a la televisión Rossiya 24. El ritmo del crecimiento se ha frenado "sin duda alguna". Rusia ha confirmado hasta este domingo 281.752 casos de contagio por el coronavirus, con lo que se sitúa ya solo por detrás de Estados Unidos en afectados. Sin embargo, solo ha informado de 2.631 muertos, el 18º país del listado de fallecidos.

"Que nadie piense que nuestros médicos están tratando de ocultar de alguna manera la Covid-19 (...). Puedo asegurarlo", ha afirmado este domingo la viceprimera ministra de Rusia, Tatiana Golikova, en la televisión Rossiya 1, tras haber sido puesto en duda la cifra de fallecidos por algunos medios de comunicación y expertos europeos. Golikova ha subrayado que los centros médicos no ganarían nada con manipular los datos sobre casos de muertes porque la tarifa establecida en las regiones por el tratamiento del coronavirus es bastante elevada. "Tenemos una tarifa bastante alta por el tratamiento del Covid-19 (...) e incluso si tenemos en cuenta el factor económico, cualquier hospital debería aparentemente estar interesado en registrar más (casos de) Covid-19", ha argumentado.

El tratamiento del coronavirus está cubierto por el seguro de salud obligatorio, ha recordado Golikova, quien ha destacado que la tasa de mortalidad por coronavirus en Rusia es siete veces y media más baja que la media mundial.

En todo el mundo, la pandemia deja ya más de 310.000 muertos y 4,6 millones de personas contagiadas en todo el mundo, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins.

Mostrar comentarios