Miércoles, 13.12.2017 - 11:46 h

Lluvia de críticas por los fallos de seguridad en el atentado de Berlín

Las autoridades alemanas se enfrentan a críticas por los fallos que permitieron huir al tunecino sospechoso de atacar con un camión un mercadillo de Navidad de Berlín.

Estaba fichado como islamista peligroso, se le denegó el asilo y aún así, consiguió permanecer en el país germano.

Lluvia de críticas por los fallos de seguridad en el atentado de Berlín

Cinco días después de que el terrorista Anis Amri secuestrara un camión y lo empotrara contra un mercado navideño en Berlín, dejando 12 muertos y 40 heridos, muchas preguntas respecto al autor del atentado siguen sin respuesta. ¿Cómo pudo matar a 12 personas una persona que había sido vigilado por su peligrosidad y que tenía una orden de expulsión? Las autoridades alemanas intentan hacer frente a la lluvia de críticas. Angela Merkel intenta acallarlas, agilizando expulsiones e impulsando otras medidas de mano dura.

En primer lugar, la policía perdió tiempo antes de centrar su investigación en el tunecino, pese a haber encontrado un documento de identidad suyo en el camión utilizado en el ataque.Los investigadores dieron prioridad a un sospechoso paquistaní que acabó siendo liberado.

En segundo lugar, Amri era conocido de la policía. Estuvo vigilado durante la mayor parte de 2016, principalmente en Berlín, donde se sospechaba que podría estar preparando un atentado y un robo para comprar armas automáticas. Pero en septiembre, la fiscalía abandonó la investigación por falta de pruebas. Aunque su solicitud de asilo fue rechazada, Túnez bloqueó su expulsión.

En tercer lugar, según el New York Times, también era conocido de las autoridades estadounidenses por haberse puesto en contacto, al menos una vez, con el grupo EI y por haber buscado en internet cómo fabricar explosivos.

En cuarto lugar, el hombre había estado vinculado durante meses con el movimiento salafista y con conocidos predicadores de la yihad.

Con todo ello, fue puesto en libertad por falta de pruebas o, al parecer, por una falta de coordinación entre las diferentes administraciones. Críticas de los medios de comunicación 

Estos fallos fueron fuertemente criticado por la prensa germana. “Un fracaso en el procedimiento de expulsión”, recogía la portada del diario alemán Bild este jueves, mientras que el conservador Die Welt hablaba de una “pifia” de las autoridades.

“Las autoridades lo tenían en el punto de mira y aún así consiguió desaparecer”, señalaba la revista Der Spiegel en su página web.

Esta cadena de errores obligó a la policía a ofrecer una recompensa de 100.000 euros para encontrar una pista que le llevara a él, otro síntoma de improvisación.Abatido en Milán 

Por fin este viernes, el autor del atentado contra el mercado navideño ha sido abatido en Milán, cuando trataba de huir de un control rutinario en la capital italiana. Amri fue identificado cerca de la estación de tren de Sesto San Giovanni, un suburbio de Milán. A las 3 de la madrugada del viernes, dos policías observaron a un hombre de aspecto magrebí en la Plaza 1 de Mayo de Sesto San Giovanni, le dieron el alto y le pidieron la documentación. En ese momento, el terrorista sacó un arma y disparó contra los agentes al grito de "allahu akbar" (Alá es grande). Uno de los agentes resultó herido en un hombro mientras el otro abatía con sus disparos al sospechoso.

Sin embargo con la muerte del terrorista no se terminan la investigación. Todavía hay muchas preguntas sin respuesta. La primera es determinar si actuó en solitario o tuvo cómplices. La Fiscalía alemana trata ahora de determinar si Amri contó con ayuda a la hora de preparar su atentado o después del mismo para huir de Berlín y llegar, vía Francia, hasta Italia.

También se está tratando de confirmar si la pistola empleada para disparar contra los policías italianos, uno de los cuales ha resultado herido, es la misma con la que el tunecino mató al conductor polaco del camión empleado en el atentado. Y, por su puesto, cómo consiguió ese revólver.

Los errores de la policía alemana son garrafales pero no es el único país que ha mostrado debilidad en la lucha contra el yihadismo. La respuesta a los atentados belga o francesa también fue muy criticada. Es por ello, que Europa, necesita, más que nunca, coordinarse para luchar contra este mal que no entiende de fronteras.



Ahora en portada

Comentarios