Discrepancias sobre Honduras y ausencias en la XIX Cumbre Iberoamericana

  • Estoril (Portugal).- La XIX Cumbre Iberoamericana comienza este domingo en el balneario portugués de Estoril con las elecciones de Honduras y la posición a adoptar sobre sus resultados de telón de fondo, y la ausencia de ocho mandatarios latinoamericanos.

Las divisiones sobre Honduras afloran en la Cumbre Iberoamericana
Las divisiones sobre Honduras afloran en la Cumbre Iberoamericana

Estoril (Portugal).- La XIX Cumbre Iberoamericana comienza este domingo en el balneario portugués de Estoril con las elecciones de Honduras y la posición a adoptar sobre sus resultados de telón de fondo, y la ausencia de ocho mandatarios latinoamericanos.

El arranque de esta cita anual que reúne a los jefes de estado y gobierno de América Latina, España y Portugal, coincidirá en la noche del domingo con la celebración de los comicios hondureños sobre los que la comunidad iberoamericana no ha encontrado hasta el momento una postura unificada.

Según fuentes de distintas delegaciones consultadas por Efe, en las reuniones de los coordinadores nacionales que hoy prepararon en Estoril los documentos finales de la reunión quedaron de manifiesto las diferentes posturas.

"Hay países que presionan para que la Cumbre Iberoamericana tenga un pronunciamiento muy claro en relación al no reconocimiento de las elecciones y otros que piensan diferente", dijo a Efe una fuente diplomática brasileña.

Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, entre otros países alineados en la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), están entre los que presionan para declarar "ilegítimo" el proceso electoral en Honduras.

Brasil, que acogió en su Embajada en Tegucigalpa el pasado mes de septiembre al derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, está también entre los partidarios de no reconocer los resultados.

Para España, que condenó el golpe de estado y exigió la reposición de Zelaya, "la situación todavía no se ha resuelto" pero "es pronto" para adelantar si finalmente el Gobierno rechazará o reconocerá los resultados de los comicios.

"Nosotros seguimos insistiendo en el retorno del presidente Zelaya y en el retorno del orden constitucional y esperamos que eso se pueda alcanzar", dijo hoy el ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos en declaraciones a la prensa en Bruselas.

Otros países, como Costa Rica, se decantan, como es el caso también de Estados Unidos, por reconocer el resultado como una salida pragmática a la crisis.

"No veo por qué vamos a convertir Honduras en una especie de Myanmar centroamericano, aislándolo y castigándolo, no reconociendo diplomáticamente al nuevo gobierno si todo transcurre de manera normal", dijo hoy el presidente costarricense, Oscar Arias en una entrevista con Efe.

La Cumbre abordará previsiblemente otros asuntos conflictivos de la región, como el enfrentamiento entre Venezuela y Colombia por el acuerdo del presidente colombiano, Alvaro Uribe, con EEUU para el uso de siete bases de su país por los militares norteamericanos.

La anunciada ausencia del presidente venezolano, Hugo Chávez, evitará un eventual cara a cara con Uribe sobre este asunto, que podría, no obstante, ser abordado mañana en la reunión de cancilleres y en algunos encuentros bilaterales.

España y otros países, como Brasil, han manifestado su disposición a facilitar un entendimiento entre ambos países y estudiar posibles mecanismos de confianza en la frontera.

"Un mecanismo que tuviera, naturalmente, el acuerdo de ambas partes y un apoyo internacional" para reducir las tensiones, señaló a Efe el secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia.

La Cumbre de Estoril se presenta como una de las que contará con mayores ausencias de mandatarios latinoamericanos.

Se ha confirmado que no participarán los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Bolivia, Evo Morales; Paraguay, Fernando Lugo; Uruguay, Tabaré Vázquez; Cuba, Raúl Castro; y Guatemala, Alvaro Colom.

Fuentes oficiales españolas dijeron el viernes en Madrid que tampoco acudirá el presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Chávez explicó su ausencia en que tiene "mucho trabajo", mientras que Morales está concentrado en la campaña electoral para los comicios del 6 de diciembre en los que aspira a la reelección.

Una razón electoral retiene también a Tabaré Vázquez en su país, que mañana celebra elecciones, mientras que Lugo, argumentó asuntos de agenda nacional, al igual que Colom, que afronta una compleja votación en el Parlamento sobre la aprobación del Presupuesto de 2010.

Raúl Castro, que sucedió a su hermano Fidel al frente de la Presidencia en febrero de 2008, nunca asistió a una estas reuniones. El Gobierno de La Habana estará representado por su canciller Bruno Rodríguez,

Tampoco Honduras contará con representación al más alto nivel debido a su crisis política. La ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de Zelaya, Patricia Rodas, será la enviada hondureña.

Mostrar comentarios